Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Boxeo Breakdance Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia rítmica Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hockey hierba Judo Lucha olímpica Natación Natación artística Pentatlón Piragüismo Remo Saltos de trampolín Seven Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Waterpolo Deportes de Invierno

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Sábado, 4 de Febrero de 2023

Home » JJOO Pekín 2022

Locura suprema en la undécima jornada de Juegos Olímpicos: biatlón, combinada nórdica, patinaje de velocidad…Resumen de las finales

Enviado por en 15 febrero, 2022 – 22:09Sin comentarios

Ángel Vázquez, @PasaporteJJOO

CLASIFICACIÓN POR PUNTOS Y MEDALLERO

 Resumen de las finales de la undécima jornada, una jornada en la que ha habido participación española en estos JJOO de Pekín 2022 a cargo de los esquiadores Javier LLiso y Thibault Magnin. Javier ha completado la fase de clasificación para la final del slopestyle con una mejor puntuación de 60,16 en la 14ª plaza mientras que Magnin ha sido 29º y último al no poder planchar ninguno de sus dos ejercicios. Dado que a la final pasaban las doce mejores notas, no habrá representación española en la final del día 16.

La esencia del Biatlón (Relevo_M)

Dicen los grandes aficionados al biatlón que, simplemente, es Biatlón; y el concepto de biatlón lleva implícito que todo es posible, que lo que parece blanco no es tan blanco y que lo que está muy negro, muchas veces no es tan oscuro como parece. Para muestra: el relevo masculino de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Noruega y Francia se presentaban, con permiso de Rusia, como las grandes favoritas a la victoria final pero el dibujo inicial de la prueba era algo diferente, con Rusia liderando con holgura la prueba, Francia en tierra de plata y Noruega defenestrada tras un Laegreid y luego un Tarjei Boe totalmente perdidos en las diferentes estaciones de tiro. No parecía tener arreglo. Sin embargo, en la tercera posta salió Johannes Thingnes Boe y algo cambió en la dinámica del país escandinavo. Así, de estar a 1:47 de Rusia en una paupérrima séptima posición, Johannes dejó al equipo noruego en cuarta posición a 55 segundos de Rusia y, lo más importante, en el mismo grupo que el segundo, Francia y el tercero, Alemania.

Turno para Christiansen y Latypov que mantenía la ventaja en la posta definitiva. Tras la primera estación de tiro nada cambiaba y Rusia era más campeona.  Las distancias se mantenían sobre los 50″ y se mantuvieron hasta el segundo campo de tiro. Rusia llegó y…falló, falló y falló hasta tener que dar dos vueltas de penalización. Mientras, Christiansen se marcaba otro cero veloz y salía en una primera posición que ya no abandonaría. Por detrás, Fillon lograba agarrarse a la segunda plaza mientras Rusia salía ligeramente por delante de Alemania. En la meta, victoria noruega por delante del equipo galo y Rusia, que tuvo luchar muy mucho ante Alemania, se llevaba el premio de un bronce que, seguro, les debe saber a muy poco. Es biatlón.

Resultados finales (Biatlón: Relevos 4*7,5Km_M)

Sofia Goggia ha ganado sin ganar. Es verdad, no se colgó el oro y no ha podido revalidar la presea dorada conseguida en el descenso de 2018, pero lo que ha hecho hoy la esquiadora azurra son palabras mayores. Sofia es la gran dominadora de la general de descenso de la Copa del Mundo, una dominadora devastadora que ha vencido en cuatro de los descensos que ha realizado. Sin embargo, una dura caída en la carrera del supergigante en Cortina d’Ampezzo le provocó un esguince en la rodilla izquierda, una lesión parcial del ligamento cruzado, una fractura menor de la escápula y daño muscular. Hace tres semanas iba con las muletas y hoy las cambió por los bastones de esquí para firmar una plata que huele a oro.

La victoria final ha sido para su rival más directa en la Copa del Mundo, la suiza Corinne Suter, quien recuperaba en el tramo final la ligera desventaja que respecto a la italiana tenía para subirse al cajón más alto por tan solo 16 centésimas. Bronce para otra italiana, Nadia Delago, que era tercera en la línea de llegada a 0.56 de la helvética y que mantenía el bronce ante la germana Weidle por tan solo 0.14.

 Resultados finales (Esquí Alpino: Descenso_F)

Otra carrera para enmarcar en estos Juegos Olímpicos. Si brillante fue la Gundersen de trampolín normal, la de hoy no tiene nada que envidiarle. Ha habido de todo, o casi, y entre errores de recorrido del líder hasta remontadas espectaculares la Combinada Nórdica se ha reivindicado en los Juegos de Pekín como una de las especialidades más emocionantes.

Tras el trampolín gigante, la gundersen otorgaba una ventaja al noruego Magnus Riiber de 44″ sobre sus rivales inmediatos. Así, el estonio Ilves era segundo a 44″, Yamamoto tercero con idéntica desventaja, Manuel Faisst cuarto con 47″, Rehrl a 1.12…y así el resto de combineros entre los que cabe destacar los 54″ a Akito Watabe, los 1:47 a Oftebro, los 2:07 a Graabak y los 2:15 al germano Geiger, vencedor en la prueba del trampolín normal.

La primera vuelta parecía discurrir sin incidencia alguna más allá de que, al margen de Riiber que mantenía la ventaja inicial, Ilves, Yamamoto, Faisst y Watabe se habían unido como grupo perseguidor y que por detrás se venían recortando las distancias entre diversos grupos perseguidores. Sin embargo, al punto de finalizar la primera vuelta, la ventaja de Magnus Riiber se ve reducida a la mínima expresión al equivocar el noruego el recorrido y tener que volver hacia atrás para corregir el error. El despiste le costó más de medio minuto y su diferencia al pasi or el km 2.5 se vio reducida a escasos 10″ que en metros sería neutralizada. Algo más atrás, trío austriaco a 26 segundos y una grupeta de otros cinco combineros con Graabak, Greiderer, Oftebro, Schmid y Geiger acercándose a los 57″.

El devenir de los nuevos kilómetros harían que las distancias se fueran reduciendo y los grupos ampliándose. Por delante se añadía Johannes Lamparter al trío mientras que por detrás, el ritmo infernal del germano Vinzenz Geiger hacía que hasta un total de 9 combineros se disputaran la quinta plaza a menos de 13 segundos. Seguiría la presión y mientras Riiber se hundía irremediablemente y Geiger seguía con su remontada, el ataque a menos de un kilómetro de la llegada de los noruegos Graabak y Oftebro hacía que el grupo perseguidor se rompiera y que a la lucha por el oro se uniesen, en el último repecho antes de meta, los noruegos.  Manuel Faisst ataca pero Watabe resiste y sigue primero. Por detrás, dos flechas y las dos noruegas pasan a Lamparter que se rompe. Siguen en progresión y ya en la última curva Graabak, que adelanta a Watabe mientras FaisstOftebro, observan la jugada. Graabak se va con relativa facilidad, Oftebro se abre y pasa al austriaco Faisst que se hunde. Akito intenta resistir el empuje de Oftebro pero éste le avanza metros antes de la línea de meta. Doblete noruego con bronce nipón y desolación alemana que vio muy cerca la medalla de la mano de Manuel Faisst y Vinzenz Geiger, finalmente séptimo. Desolación también el apellido austriaco tras tener en la lucha a Gredierer, quinto, y Lamparter sexto.

 Resultados finales (Combinada Nórdica)

Noruega vence a una Rusia fatigada que había conseguido en el Récord Olímpico en las semis masculinas. Canadá y Japón, una final femenina a lo Hicthcok. (Patinaje de Velocidad, Persecución Equipos_FyM)

Si hablábamos de locura en el Biatlón y la Combinada Nórdica, idéntica postura deberíamos adoptar al hablar de lo ocurrida en la jornada de hoy en el óvalo grande del patinaje de velocidad. Día de finales, día de la persecución por equipos en ambos genéros y, en ambos géneros, muchas cosas que contar.

Las semifinales de la competición femenina trajeron una victoria amplia de las grandes favoritas, las niponas, sobre el trío ruso, y también la de Canadá sobre Países Bajos. Fue ésta una victoria arduamente trabajada, con unos Países Bajos liderados por Irene Schouten que si bien empezaban de forma más intensa que las canadienses para ir tomando una ventaja inicial, acabarían sucumbiendo al buen hacer de un equipo que, con una Isabelle Weidemann a la cabeza en las últimas tres vueltas, lograba voltear los tiempos para desde el +0.31 de los 1000m ir in crescendo hasta una diferencia de 1.34 al final de los 2600m. Las mejores individualidades del equipo neerlandés no fueron suficiente para superar a un equipo muy cohesionado y a la par como el canadiense. Las actuales subcampeonas del mundo pudieron, esta vez, con las actuales campeonas.

La final se presagiaba emocionante y tensa hasta el final. Así fue. Japón, con la mente en revalidar el título olímpico conseguido en Pyeongchang, inició el periplo por la final marcando unos tiempos que le daban una ventaja clara de un segundo tras los primeros 400m, manteniendo más o menos esa ventaja hasta llegar a falta de dos vueltas con una diferencia a su favor de 0.86. La penúltima vuelta fue de las canadienses que, ya bajo la batuta de Weidemann, se ponían a tan solo 0.39 de las japonesas a falta de una vuelta. En el último parcial a falta de 200m la diferencia todavía se establecía sobre las tres décimas pero cuando realizaban la que era la última curva, Nana Takagi  perdía el equilibrio y se iba al hielo. Nada se pudo hacer ya. Canadá entraba eufórica en meta para colgarse el oro mientras que Nana, once segundos después, hacía lo propio para, entre lágrimas, asegurar la plata.

No hubo tanto grada de dramatismo pero también fue muy emocionante la competición masculina. De hecho, aquí la sorpresa saltaba en las semifinales de la competición con una excelsa Rusia llevándose por delante a un equipo estadounidense que, tras venir con la vitola de gran favorito, que no el único, sufría la derrota ante un equipo ruso que estuvo fuertemente cohesionado durante toda la carrera. Tanto tuvo que apretar el equipo ruso que, en la lucha por asegurar la final, establecieron un nuevo récord olímpico con una marca de 3:36.61. Noruega, por su parte, derrotaba a Países Bajos en la otra semifinal tras un mejor inicio en tiempos de los neerlandeses pero con un final mucho más firme y regular del equipo noruego que acababa venciendo por casi un segundo y medio de ventaja.

En la final, poca historia. Una Rusia muy fatigada que no podía acercarse al récord establecido en ronda de semis y una Noruega, serie y dominadora que, sin acercarse tampoco a los tiempos de Rusia en semis, ganaba cómodamente una final inesperada.  El bronce era para Estados Unidos que derrotaba sin más problemas al equipo de los Países Bajos.

 Resultados finales (Patinaje de Velocidad, Persecución Equipos_F)

 Resultados finales (Patinaje de Velocidad, Persecución Equipos_M)

Anna Gasser y Yiming Su, reyes del Big Air olímpico (Snowboard, Big Air_MyF)

Lo planchó todo y gracias a un último salto de 95.50 consiguió hacerse con el oro, revalidando el que ya consiguiera en 2018. La austriaca Anna Gasser completaba una mañana espléndida con tres vuelos por encima de los 85.00 puntos que, con la suma de los dos mejores, la llevaron en volandas al oro con un total de 185.50 puntos, 8.5 puntos mejor que la neocelandesa y oro en el Snow Slopestyle, Zoi Sadowski. La neocelandesa debía conformarse con la plata tras sumar, con sus dos mejores saltos, un global de 177,00 puntos que le habían permitido liderar la competición desde el inicio de la misma. Tuvo también su oportunidad, pero no logró planchar el último salto de la competición.

Por detrás, la nipona Kokomo Murase se adjudicaba el bronce con un total de 171.50 puntos mientras que su compatriota Reira Iwabuchi, con 166 puntos, quedaba relegada a la cuarta posición final aunque en otros términos estaríamos hablando si Reira hubiera planchado su último salto, un triple mortal ejecutado fantásticamente que no llegó a planchar del todo cuanto todo el mundo lo daba por hecho.

En la competición masculina, intriga hasta el último salto. No por el oro que parecía claro para el chino Yiming Su, sino por el resto de medallas. Takeru Otsuka se quedaba fuera de las medallas a pesar de realizar el mejor salto de la competición pero el 95,00 no le sirvió para nada pues no logró planchar los otros dos saltos. Tampoco le sirvió de mucho el 80,50 del primer salto a Mark McMorris, aunque otro gallo hubiera cantado si llega a planchar el espectacular intento de cuádruple de su tercer salto. Redmon Gerard, que hasta los últimos saltos parecía en el pódium merced a sus 165,75 puntos, veía como Hiroaki Kunitake lo relegaba del mismo con un tercer salto de 84,00 puntos -el mejor de la tercera manga- y sumaba 166,25.  Y ahí, cuando ya todo parecía decidido, apareció el noruego Mons Roisland que se marcaba un 82,50 en su último intento que sumado al 89,25 del primero lo llevaba a recoger la plata con 171,75. Oro para Su, plata para Roisland y bronce para el sempiterno Max Parrot.

Resultados finales (Snowboard, Big Air_F)

Resultados finales (Snowboard, Big Air_M)

Alemania, Alemania y Alemania (Bobsleigh, Bob-2_M)

Turno para la Fórmula-1 del hielo y triplete alemán. Así de claro y así de sencillo. Por si no fuera suficiente el dominio arrollador en el luge y también en buena parte en el skeleton de estos Juegos, el bobsleigh alemán se ha sumado a la fiesta en el túnel de hielo para firmar un triplete esclarecedor: en la velocidad de los trineos en el hielo, los que mandan son los alemanes. Cuestión de estado.

La victoria final ha sido para la dupla Friedrich-Margis, la pareja que ha dominado desde el primer segundo la prueba y que tan solo cedió nueve centésimas en el segundo recorrido de los cuatro realizados. Por detrás, Lochner y Bauer han estado también magistrales cediendo 24 centésimas en el primer descenso, llevándose la segunda, perdiendo 0.33 en la tercera y una sola centésima en la cuarta y última. Al final, a penas 0.49 de diferencia respecto a los líderes que les ha servido para colgarse la plata.

Más ajustado estuvo el bronce, también alemán y en este caso de HaferSommer. A 1.69 de los campeones, los ya bronces consiguieron la presea tras ir de menos a más en la competición siendo cuartos y sextos en la primera y segunda bajada, pero mostrándose más regulares en los dos últimos recorridos donde pudieron repetir la tercera posición. Al final, 1.69 respecto a los campeones y 0.25s mejor que el bob suizo de Michael Vogt.

Resultados finales (Bobsleigh, Bob a 2_M)

En el slopestyle de esquí oro para la suiza Mathilde Gremaud con un mejor salto de 86,56 puntos seguida de la china Eiling Eileen Gu a la que los jueces le daban, en su último ejercicio, un 86.23 que le permitía ascender hasta la segunda posición final. La estonia Kelly Sildaru hacía valer su primer salto y con un 82,06 se colgaba el bronce. Un día fallón en el que algunas de las grandes favoritas no estuvieron acertadas: la francesa Tess Ledeux planchó un solo descenso que le valoraron en 72,91, la noruega Johanne Killli obtuvo una mejor nota de 73,11…Otra de las favoritas a estar en el pódium, la estadounidense Marin Hamill, decidió no competir en la final debido a unas molestias en su pierna derecha causadas por un golpe en la ronda de calificación. Cinco de las finalistas del Big Air han repetido posición de finalista en la prueba del slopestyle.

Resultados finales (Esquí Acrobático, Slopestyle_F)

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.