Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Boxeo Breakdance Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia rítmica Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hockey hierba Judo Lucha olímpica Natación Natación artística Pentatlón Piragüismo Remo Saltos de trampolín Seven Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Waterpolo Deportes de Invierno

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Martes, 29 de Noviembre de 2022

Home » Natación

Espléndida demostración de Marc Sánchez en los 1500 libres del Nacional de Castellón

Enviado por en 29 noviembre, 2013 – 22:20Sin comentarios

Marc Sánchez en foto de archivo de la RFEN

·Marc Sánchez se impone en la prueba de fondo masculina con marca de nivel internacional.

·Melani Costa se anota la prueba de los 200 libres y aguarda la final de los 400 contra Mireia.

Carlos Manuel Pérez, @capebar

Con las aguas todavía hirviendo tras las poderosas brazadas dejadas esta mañana en la piscina por Mireia Belmonte, la sesión de tarde permitía más aunque no mejores emociones para la natación española reunida en Castellón, aunque con la vista puesta también en los Europeos a disputar dentro de dos semanas en Dinamarca.

Para comenzar, Melani Costa (1989) buscaba sostener -aunque esta vez a distancia habida cuenta de la ausencia de la badalonesa – el pulso contra la Reina Mireia en la prueba de los 200 libres. La victoria se fue sin discusión a tierras mallorquinas con 1.54’52’’, a dos segundos justos de su tope nacional y manteniendo el nivel de marcas obtenido en la Copa del Mundo. Detrás de ella clasificaron Beatriz Gómez (1994) y Lidón Muñoz (1995)  nadando en 1.56 y 1.57 respectivamente. Algo más retrasada África González (1998) con 1.59’95’’ se alzaba con otra MMN para 15 años demostrando la clase que atesora.

A continuación llegaba la prueba de los 100 mariposa, prueba que en el sector masculino dejaba la victoria al polaco Konrad Czerniak, pero con título nacional de nuevo para Miguel Ortiz-Cañavate (1991) con 52’13’’, y con decepción a cargo de Carlos Peralta (1994) y ausencia de última hora de Albert Puig (1994). En la versión femenina de la prueba victoria sin oposición para Judit Ignacio (1994), aunque con un registro discreto para ella de 59’20’’, evidenciando no estar en su mejor momento. Judit acaba de dejar Barcelona y a Vergnoux para llegar hasta Madrid y comenzar una nueva andadura que por cierto no pasa por el Europeo de corta.

La braza es en categoría masculina, probablemente, la especialidad más castigada en cuanto a calidad. Si a ello añadimos la ausencia del enojado y emigrado a Estados Unidos, Melquíades Álvarez, nos dejaba una prueba en la distancia de 50 llena de emoción que no tanto de calidad. La victoria fue para el uruguayo Martín Melconian, pero el entorchado nacional fue para el pequeño de los Ortiz Cañavate (1993) con 27’83’’, todo ello en un día de plenos para la pareja de hermanos hispano-japonesa. Entre las chicas se notaba la ausencia de Marina García, la mejor bracista española de todos los tiempos, pero frente a la pobreza del nivel masculino, las chicas aportaban riqueza y de ahí que la victoria compartida fuera para nombres tan ilustres como Evelyn Álvarez (1993) y Conchi Badillo (1986) con 31’65’’ , mientras que la tercera plaza era para Jessica Vall (1988), nuestra única bracista convocada para el Europeo.

La última prueba individual de la sesión vespertina era la de 1500 libres, con la penúltima estrella surgida entre nuestros hombres en la piscina. Marc Sánchez (1992) dominó sin concesión posible con un registro que empieza a sonar celestialmente de 14.40’96’’, y que le colocan como segundo español de siempre a tan solo ocho segundos de Marco Rivera. Marc -que ha dado una dentellada de generosas dimensiones a su marca- apunta al podio de esta prueba en el Europeo y demuestra una vez más lo que el trabajo más la calidad pueden originar.

El que no pudo viajar hasta la dimensión de las grandes marcas fue Miguel Ángel Rozas (1994), que se tuvo que conformar con la medalla de plata y 15.00’43’’, aunque sigue sin ofrecer todo lo que lleva apuntando desde su edad juvenil y júnior. Su marca no es buena ni mala, pero sus idas y vueltas de la piscina a las aguas abiertas y al contrario siguen hablando pese a todo de un gran nadador. La tercera plaza fue para otro júnior de clase como Antonio Arroyo (1994) con 15.05’71’’.

Como anécdota solo queda añadir que cinco chicos españoles han conseguido hoy nadar más rápido la distancia que la nueva plusmarquista mundial, lo cual habla muy bien de todos ellos, pero mejor de ella.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.