Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Home » Gimnasia artística

STUTTGART 2019: INDIVIDUAL FEMENINA

Enviado por en 4 octubre, 2019 – 8:00Sin comentarios

Álex F. Fernández. En categoría femenina poco parece por decidir en cuanto a la campeona se refiere, pues Simone Biles es a día de hoy una de las deportistas (sino la que más) que domina su deporte con más facilidad. Ha conseguido una corona olímpica y cuatro coronas mundiales en la individual, algo que nadie había conseguido, y aquí en Stuttgart busca su quinto título mundial. No obstante, la lucha por la plata y el bronce parecen más abiertas

Simone Biles es por méritos propios la gimnasta estadounidense más condecorada, así como la gimnasta con más oros mundiales, siendo considera por muchos como la mejor gimnasta de la historia. Es entrenada por Laurent y Cecile Landi, dos franceses que previamente entrenaron a gimnastas en WOGA (club de Valeri Liukin) y que ahora se encargan del club que regenta la familia de Biles. Se podría decir que el aparato más flojo de Simone son las asimétricas, pero es que a pesar de ser su aparato más flojo, el pasado año consiguió la plata en el mundial. Cada año que pasa mejorar sus ejercicios introduciendo nuevos elementos, como el doble mortal con triple pirueta que metió en suelo este año, o el doble mortal con doble pirueta de salida en barra. Son elementos que van más allá de lo que cualquier aficionado a la gimnasia pudiera tener en mente, pero es que encima los realiza con una ejecución y una facilidad pasmosa. En salto tiene en su repertorio su propio salto (rondada medio giro antes de entrar en el  caballo, mortal cuerpo extendido con giro y medio), aunque seguramente irá a lo seguro y realizará el mismo salto con medio giro menos o el “Amanar” (“Yurchenko” con doble pirueta y media). Ha tenido algunas caídas en competiciones recientes, pero tal como está montado el código y tal como ocurrió en la pasada final individual mundialista, Biles es capaz de ganar aun teniendo fallos. Con tener una competición normal (o incluso mala, pues su superioridad es así de grande) conseguiría su quinto título.

Como siempre, no está del todo claro quién será la escudera de Biles, pues Estados Unidos tiene tal fondo de armario que presenta a varias gimnastas con opciones de medalla. Este año tras algunos problemas de regularidad y porque otras gimnastas compitieron mejor en los últimos test, la selección se ha dejado en casa a la cinco veces medallista mundial, Morgan Hurd. Tal es el poderío de este país en categoría femenina que dejado a la campeona del mundo individual en 2017 en casa, siguen teniendo muchas opciones de conseguir el oro y la plata en la individual. A día de hoy parece que la favorita para ser la segunda estadounidense en la final es la sénior de primer año, Sunisa Lee, quien impresionó este año por el nivel de regularidad y calidad que demostró este año. Sunisa tiene un salto relativamente débil si lo comparamos con las mejores saltadoras del país, pues a pesar de que es un buen “Yurchenko” con doble pirueta le falta algo de altura. En asimétricas es donde marca la diferencia, pues es una forma de trabajar similar a la de Nina Derwael, con conexiones impresionantes como el “Nabieva” (“Tkachev” en plancha desde apoyo de plantas) a “Pak” seguido de “Maloney” (“Shaposhnikova” desde vuelta carpada) a “Bhardwaj” (“Pak” con giro). Hay sitios en los que aún puede mejorar, pero son pequeñas cosas en la ejecución de cara al futuro. En barra tiene unos saltos gimnásticos muy buenos además de una serie de rueda sin manos a dos planchas que en Estados Unidos parece haberse convertido en requisito. En suelo compite un doble en plancha y un doble mortal con doble pirueta, elemento que lleva el nombre de la gran Daniela Silivas, múltiple campeona olímpica en Seúl. Si lo hace bien debería pelear por la plata. Además de Sunisa también hay otras gimnastas estadounidenses en la pomada, pues en verdad cualquiera de las gimnastas del equipo norteamericano tiene opciones, pues Grace Mccallum tiene un importante potencial cuando clava todos sus ejercicios, con rutinas muy potentes en suelo y barra, pero también en salto, donde tiene una ejecución muy buena. En asimétricas pierde un poco con respecto a Lee, y además es bastante irregular. En condiciones normales es la tercera mejor gimnasta individual del país, pero todavía no está clara quien será la reserva del equipo, ya que Skinner y Carey aportan muy buenas notas en salto y suelo, y al igual que Eaker, no están muy lejos de Mccallum a nivel individual. Cualquiera de estas tres podía tener opciones de darse el caso, siendo quizás Jade la peor de las tres. Sea cual sea la gimnasta que al final vaya, Estados Unidos peleará por una segunda medalla en la individual, posiblemente la plata.

Ya fuera de Estados Unidos el bronce parece una historia diferente, aunque tal y como han ido las cosas durante este año, y sobre todo tras la lesión de Rebeca Andrade, que hubiese sido una clara favorita a la plata, y la ausencia de Mai Murakami, vigente subcampeona mundial, parece que Melanie dos Santos es la principal favorita al bronce. Durante toda la temporada ha sido muy regular, y ya sabe lo que es proclamarse campeona de Europa, al hacerlo durante esta temporada en un ajustado duelo. Es una gimnasta potente pero con mucha elegancia y una ejecución brutal. En salto empieza con un “Yurchenko” con doble pirueta en salto que ha ido mejorando, mientras que en suelo abre con un potente doble mortal en plancha con pirueta en suelo. En barra es donde más irregular ha estado este año, aunque a pesar de esto, cuando está bien consigue notas bastante buenas, de hecho en el europeo consiguió la plata en el aparato. Donde ha mejorado más respecto al año pasado es en asimétricas, donde ha metido un nuevo “Bhardwaj”, que realiza en combinación tras las conexiones de “Galante” (“Tkachev” desde “Stalder” interior) a “Pak” conectado a un “Maloney”. La ejecución es muy buena, y su gimnasia está muy bien equilibrada, con una buena parte artística pero con ejercicios con muy buena ejecución y mucha potencia en las acrobacias. Tiene capacidad de sobra para conseguir una medalla, e incluso, si lo hace muy bien de estar cerca de la plata.

Líder del equipo ruso durante este ciclo, Angelina lleva desde que el año pasado consiguió la regularidad que le faltaba, siendo la mejor gimnasta individual de Rusia, a la espera de que Vlada Urazova entre en categoría sénior y Aliya Mustafina vuelva a su mejor versión. El año pasado rozó el podio tanto en la individual como en suelo, mientras que este año consiguió el oro en los Juegos Europeos y el bronce en el campeonato de Europa, donde compitió algo peor en la final cediendo ante la francesa y la británica Ellie Downie. Melnikova tiene una gimnasia muy elegante, con buenos ejercicios en los cuatro aparatos. En salto presenta un “Yurchenko” con doble pirueta en el que pierde un poco la forma en la segunda fase del vuelo, mientras que en asimétricas tiene un ejercicio con una composición muy rusa, aunque carece de esa habilidad de gimnastas como Komova o Mustafina para fluir en el aparato En barra es donde más le cuesta trabajar, aunque este año ha cambiado la composición de su ejercicio y parece que la cosa va mejor. En suelo tiene un ejercicio de medalla mundial con elegancia y buena coreografía, unido a series acrobáticas con dificultad. Melnikova a veces se deja llevar por los nervios, pero durante la última temporada ha sido capaz de templarse durante las grandes finales, aunque le falta dar un poco más para dar el salto al podio. Este año Melanie está en muy buena forma, por lo que Gelya, como se la llama en el mundo de la gimnasia, tendrá que dar lo mejor de sí si quiere estar en el podio.

Gimnastas con muchas posibilidades también son las dos Ellie, Ellie Downie y Ellie Black. La primera ha vuelto a recuperar toda su gimnasia tras un año marcado por las lesiones y las recuperaciones de éstas, lo que mermó su rendimiento en Doha 2018. La segunda consiguió el oro en los Juegos Panamericanos venciendo a las estadounidenses, entre ellas a Eaker, miembro del actual equipo mundialista. Ambas llegan a este mundial bastante fuertes, con la ventaja de que la canadiense Black es una gran competidora que compite de forma muy regular, y que además este año trae un “Rudi” (paloma mortal con pirueta y media). Downie ha recuperado sus series de más dificultad en suelo, y en salto y asimétricas las cosas pintan muy bien, aunque en barra sigue siendo algo irregular y es donde más tendrán que mejorar.  Ambas pueden estar entre las seis primeras perfectamente.

Liu Tingting es la principal gimnasta china para la individual, aunque Li Shijia ha competido mejor en los últimos test internos. Tingting es una gimnasta especialista en barra, donde es campeona del mundo, y asimétricas, donde tiene un potencial ejercicio finalista mundial, en el que juega con enlaces de elementos con giro o sueltas como el “Maloney” al “Geinger”. En salto y suelo pierde un poco, pues en suelo a nivel acrobático el ejercicio es bastante pobre, aunque la parte de danza y la coreografía le permiten compensar bastante la parte acrobático. En salto ha metido de vuelta el “Yurchenko” con doble pirueta que ya había competido antes de lesionarse en 2016, pero no es del todo regular en este salto. Tiene potencial para ser una gimnasta a tener muy en cuenta en la individual de cara a Tokyo, pero si quiere tener opciones tiene que competir bien el salto que mencionamos. Shijia tiene unas características similares a las de Liu solo que su “Yurchenko” con doble pirueta tiene mejor pinta, aunque en barra y asimétricas Liu es mejor. De todas formas ambas tendrán que pelear por una plaza en la final, pues Chen Yile, de vuelta tras superar unos problemas físicos, llega bastante fuerza con una barra que si conecta todos sus enlaces puede superar a ambas, y unas asimétricas y un suelo bastante competitivo. Las cosas estarán entre ellas tres para meterse en la final, donde ambas pueden acabar entre las ocho primeras. Las medallas parecen difíciles.

Muchos ojo también a Giorgia Villa y Nina Derwael, ambas especialistas en asimétricas y en barra. La italiana Villa es la actual campeona de los Juegos de la Juventud, y tras un europeo en el que no compitió bien llega a Stuttgart en muy buena forma, con un potencial en los cuatro aparatos como para estar entre las ocho mejores, y si hay fallos, quien sabe. Piede un poco en suelo, pero en los otros tres aparatos es capaz de competir con las mejores. En cuanto a la belga, respecto a sus asimétricas poco se puede decir, pues es la mejor gimnasta en este aparato, mientras que en su barra tiene un fluidez y una ejecución brillantes. En suelo y salto tiene poca dificultad pero muy buena ejecución, con lo que compensa un poco dichas notas. De hecho, ya el año pasado rozó el podio al terminar cuarta. Si compiten bien podrían realizar un gran papel.

Otras gimnastas con opciones son Flavia Saraiva, Giulia Steingruber, de vuelta tras una lesión, las ucranianas Diana Varysnka y Anastasia Bachynska, que buscan devolver a Ucrania la gloria de antaño, alguna de otras gimnastas italianas o Denisa Golgota, la líder de Rumanía.

OPCIONES DEL EQUIPO ESPAÑOL:

En cuanto a las opciones del equipo español, la mejor gimnasta es la sevillana Ana Pérez, quien este año ha metido un nuevo doble mortal con doble pirueta en suelo, y ha vuelto a competir el “Yurchenko” con doble pirueta. En asimétricas tiene un ejercicio con mucha dificultad, y que se nota que está muy trabajado a nivel de ejecución. En barra este año se la ha visto muy segura, y si consigue competir bien en los cuatro aparatos estará en la final seguro y podría acabar entre las quince primeras si lo hace muy bien.

La segunda baza del equipo es Roxana Popa, quien en los últimos meses ha crecido a pasos agigantados, acercándose a su mejor nivel tras un par de temporadas de lesiones. En asimétricas está cerca de su mejor nivel, pero en salto presenta el mismo salto que Ana pero con un giro menos. En barra la ejecución es muy buena aunque le falta dificultad, mientras que en suelo parece que vuelve con toda la artillería pesada tras recuperar elementos en forma record. Su momento todavía está por llegar, pero llega en una forma bastante buena. Si hace una buena competición podría estar peleando por estar en otra final mundialista.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.