Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Home » Gimnasia artística, Portada

STUTTGART 2019: FINAL INDIVIDUAL GAM

Enviado por en 6 octubre, 2019 – 8:34Sin comentarios

Álex F.Fernández. Acabado (al menos por el momento) el reinado del legendario Kohei Uchimura, quien no competirá en Stuttgart, en este ciclo hemos tenido dos campeones del mundo individuales distintos, en 2017 Xiao Ruoteng y en 2018 Artur Dalaloyan. Los gimnastas llamados a pelear por las medallas son similares a los de la pasada temporada, aunque igual que en Doha 2018, las cosas no están nada claras.

Artur Dalaloyan se convirtió en el primer gimnasta ruso desde 1999 en convertirse en campeón mundial individual. Después de rozar el oro por equipos tras un pequeño error en el último ejercicio del ruso, Artur se redimió y se colgó el oro devolviéndole la jugada a la gimnasia china, pues tras conseguir la misma nota que Ruoteng, el oro fue para el ruso tras el desempate. Este año Artur ha tenido bastantes problemas a principio de temporada, compitiendo muy mal en los nacionales rusos, para después conseguir la victoria en Stuttgart. En el europeo consiguió la plata, viéndose un poco eclipsado por su compañero de equipo, Nikita Nagornyy, a la postre campeón en la individual. No obstante, parece que Dalaloyan ha incrementado la dificultad de varios de sus ejercicios y está en una forma aún mejor que la del año pasado en Doha. Es un gimnasta muy potente y a la vez con una ejecución muy buena, con ejercicios muy fuertes que le permiten optar a varios metales en las finales por aparatos. En salto realiza, un “Ri Se-Gwang II” (paloma doble mortal carpado con medio giro) algo sucio, pues se le van las piernas un poco y dobla las rodillas. En suelo tiene un ejercicio brutal que ya le dio el oro el pasado año en Doha. Tanto en paralelas como en barra ya sabe lo que es subirse a podios internacionales, destacando sobre todo por sus paralelas que finaliza con el doble mortal encogido adelante con medio giro. Anillas y caballo con arcos son sus dos peores aparatos, pero aun así en anillas es capaz de conseguir una nota bastante buena, aunque en caballo con arcos a pesar de no tener un mal ejercicio, pierde bastante con Ruoteng y un poco con Nagornyy. Si tiene una buena competición es firme candidato al oro, aunque tendrá que tener buenas recepciones y que el salto, donde es irregular, le salga bien, pues de ser así sería capaz de conseguir una notaza.

El otro ruso en discordia es Nikita Nagornyy, vigente bronce mundial y actual campeón europeo. Pocos pensaban que el que formara parte del equipo olímpico ruso, plata el pasado año, consiguiera desbancar a su compañero después de la extraordinaria forma que éste alcanzó el año pasado. Nagornyy esta temporada se ha mostrado muy consistente, consiguiendo ganar tanto en pruebas nacionales como de la Copa del mundo, además del oro europeo. En la final del europeo consiguió una notaza, dejando a Dalaloyan, algo peor de lo esperado en salto, a cerca de un punto de distancia. Nagornyy al igual que Dalaloyan es un gimnasta muy fuerte, compartiendo el suelo, el salto y la paralelas como principales aparatos. En salto presenta el mismo salto que Dalaloyan solo que encogido, teniendo menos dificultad, mientras que en salto presenta como elemento estrella un espectacular “Liukin” (triple mortal encogido). En paralelas consiguió este año el título europeo, desmarcándose un pelín de Dalaloyan. En este aparato ha mejorado su consistencia y su ejercicio en general, con lo que ha podido ganar un par de décimas. Al igual que Dalaloyan tiene sus dos peores aparatos en anillas y caballo con arcos, aparatos donde supera a su compatriota. En caballo con arcos esta temporada ha competido bastante bien, si bien no llega a tener un ejercicio como el de Ruoteng, quien es brutal en este aparato. En anillas también ha mejorado este año, aprovechando su gran fuerza física, de hecho en el europeo a punto estuvo de meterse en el podio, un podio el de anillas a menudo copado por especialistas y no gimnastas completos. En barra es donde pierde territorio respecto a Dalaloyan, porque a pesar de tener un ejercicio bastante limpio, Dalaloyan le saca varias décimas en dificultad. Esta temporada está siendo la mejor de su vida y de competir como en el europeo, Dalaloyan va a tener que emplearse a fondo si quiere conseguir revalidar su título. Respecto al chino la cosa también va a estar justa, porque seguro que Ruoteng pondrá toda la carne en el asador. Si los rusos están finos va a ser difícil ganarles, aunque primero tendrán que competir en las clasificatorias con David Belyavskiy, cuarto en los pasados Juegos Olímpicos y el mejor gimnasta ruso durante el ciclo pasado.

Xiao Ruoteng plata el pasado año, Ruoteng repitió el éxito de su gran 2017, volviendo a subir al podio mundialista. Se quedó a un suspiro de revalidar su título, pero a día de hoy se mantiene como la principal opción china al título. Este año no ha competido mucho internacionalmente, pero sigue siendo un gimnasta a tener muy en cuenta. Tendrá el mismo problema que los rusos, pues la gimnasia china tiene un equipazo y tendrá que competir contra los dos gimnastas que seguramente junto a él terminen compitiendo en la individual. Seguramente tendrá que competir con Lin Chaopan y Sun Wei, quien este año está en una forma muy buena, aunque tampoco se puede obviar a Deng Shudi. En caballo con arcos consiguió el título derrotando a todo  un Max Whitlock, vigente campeón olímpico. Es el aparato donde más gana respecto a los rusos. En barra tiene un ejercicio muy competitivo, siendo otro de sus fuertes, mientras que en salto compite un “Tsukahara” con triple pirueta, un salto que le permite competir con los potentes rusos. En anillas tiene un buen ejercicio pero tampoco espectacular, mientras que en suelo se defiende, pero debería perder algunas décimas con Artur y Nikita. Esta temporada parece que está algo peor que los rusos, aunque la medalla sigue siendo factible para el gimnasta chino.

Tras tirar del carro de la gimnasia rusa buena parte del ciclo pasado, David Belyasvkiy se quedaba en Doha 2018 por primera vez fuera de una final individual al ser superado por sus dos compatriotas. Campeón europeo en 2013, este año ha conseguido otra corona, en este caso la de los Juegos Europeos, derrotando para ello a grandes gimnastas como el reaparecido Verniaiev. Fruto de unas molestias se perdió el europeo, pero reapareció de manera extraordinaria en Minks. Parece que llega en un buen momento de forma, aunque puede que no sea suficiente al tener en frente a dos de los tres vigentes medallistas mundiales. Siempre es un gimnasta a tener muy cuenta, pues su experiencia y sus medallas internacionales lo avalan. Sus paralelas y su caballo con arcos son brutales, realizando ejercicios muy fluidos y con mucha soltura. En barra no tiene mal ejercicio, aunque es diferente a otros gimnastas, con diferentes dislocaciones y giros sobre un brazo. En suelo le falta algo de dificultad para competir con sus dos compatriotas, al igual que en anillas, donde sufre más. En salto compensa un poco estos dos aparatos con el “Tsukahara” doble pirueta, aunque en este aparato es muy irregular, teniendo problemas en la recepción. En Minks compitió muy bien y si vuelve a ser el mejor David, puede tener opciones de pelear por ser uno de los dos rusos en la final, aunque lo tendrá difícil. De estar en la final tendría muchas opciones de medalla.

Oleg Verniaiev es otro de los gimnastas que siempre hay que tener en cuenta, pues fue uno de los mejores gimnastas el ciclo pasado, y a punto estuvo de destronar del trono olímpico a Kohei Uchimura. Sin embargo, desde entonces no ha podido volver a su mejor nivel merced a las lesiones, al extenuante ritmo de competición que lleva y a las malas rehabilitaciones posteriores a las lesiones que ha realizado. Este año ha competido en varios eventos en los seis aparatos, siendo los Juegos Europeos su mejor resultado, consiguiendo la plata. Recientemente compitió en el Open de Israel con varias caídas en su competición. De Oleg nunca se sabe qué esperar, aunque siendo él y estando en juego la clasificación del equipo ucraniano para Tokyo probablemente llegue en una forma bastante buena. Es un gimnasta especialista en paralelas, donde es el vigente campeón olímpico, pero también tiene muy buenos ejercicios en salto, donde realiza un gran “Dragulescu” (paloma doble mortal adelante encogido con medio giro), y un ejercicio de caballo con arcos, donde es potencial medalla mundial, aunque en este aparato es muy irregular. En anillas y barra este año ha presentado ejercicios más fáciles de los que es capaz, pero si quiere estar en el podio tendrá que dar lo mejor de sí. Sus opciones dependerán de su estado de forma, porque a no ser que llegue en muy buena forma, no parte como favorito a las medallas.

Los japoneses Kazuma Kaya y Kakeru Tanigawa parece que serán los dos principales gimnastas japoneses en esta final, con permiso del hermano del segundo, Wateru. El primero de ellos fue el ganador de la Universiada con una increíble competición, mientras que el segundo es el campeón nacional japonés. Kazuma es un gimnasta muy completo con uno de los programas más difíciles del mundo, y si compite como en la Universiada podría estar rondando el podio. Kakeru no tiene la dificultad de su compañero pero destaca en paralelas y en suelo, aparatos en los que fue medallista en la Universiade. En caballo con arcos tiene potencial, mientras que en salto ha tratado de meter medio giro más a su “Tsukahara” con doble pirueta y media, aunque no ha tenido buenos resultados. En individual de la Universiada no compitió bien, pero si lo hace como en los nacionales podría estar en los puestos de cabeza, aunque a priori está más lejos de las medallas que su compatriota.

Entre Sun Wei y Lin Chaopan es probable que se jueguen la segunda plaza del equipo chino en esta final, pues Ruoteng parece fijo en la final. El primero se llevó el gato el agua el pasado año, siendo el segundo chino en la final terminando cuarto, mientras que el segundo fue medallista mundial en 2017. Sun Wei ha competido bastante bien este año, siendo segundo tras Dalaloyan y Nagornyy en las sendas pruebas de Copa del mundo en las que ha participado. Sun es un gimnasta bastante completo aunque en suelo necesita mejorar tanto su dificultad como su ejecución (es muy irregular) si quiere competir por las medallas. El segundo fue plata mundial en 2017 y campeón de los Juegos Asiáticos en 2018. Tiene una barra y sobre todo unas paralelas muy buenas, aparato donde fue campeón del mundo. En suelo es mejor que Sun, pero si quiere estar en la final tendrá que competir sin grandes fallos, que fue lo que le pasó el pasado año en las clasificatorias.

También será importante tener en cuenta al líder estadounidense, Sam Mikulak, campeón este año de la Copa del mundo de Tokyo. Sam es de esos gimnastas con una calidad increíble, pero que siempre acostumbra a rendir mejor en las clasificatorias que en las finales. Este año se proclamó campeón nacional con una actuación general muy fuerte. Tiene unos ejercicios bastante fuertes en los seis aparatos, aunque en salto parte con un salto de dificultad menor al de los principales favoritos, y en anillas pierde también un poco. Su ejecución es magnífica y si tiene una buena competición podría dar la campanada y conseguir esa ansiada medalla individual, aunque tendrá que pelearlo mucho.

Otros gimnastas a tener en cuenta son el británico James Hall, mejor gimnasta británico actual, Yul Moldaeur, segundo espada estadounidense, Ahmet Önder, líder del equipo turco, Marios Georgiou, flamante bronce europeo, alguno de los suizos o nuestro Néstor Abad.

OPCIONES DEL EQUIPO ESPAÑOL:

Respecto a la selección española, el combinado nacional trae a este mundial el mejor equipo en varios años. Néstor se consagró definitivamente el pasado año al ser undécimo en el mundial y repitió este año siendo sexto en los Juegos Europeos. Llega muy bien preparado a estos mundiales tras haber firmado algunas competiciones muy buenas. Si compite bien podría volver a meterse en el Top 12

Por primera vez en bastante tiempo podríamos optar a meter otro gimnasta entre los 24 mejores, aunque no está del todo claro quien, pues tanto Nico Mir y Joel Plata tienen muchas opciones. El primero demostró tener mucho potencial en varios aparatos, pero tendrá que competir bien en caballo con arcos si quiere meterse, mientras que el segundo si compite como en los Juegos Europeos o en el reciente encuentro con Holanda, donde consiguió el bronce, va a ser difícil apartarlo de la final.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.