Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Home » Gimnasia artística

Finales por aparatos masculinos. Previa del Mundial Doha 2018 de Gimnasia Artística

Enviado por en 24 octubre, 2018 – 10:13Sin comentarios

MUNDIAL DE DOHA 2018: SALTO

Dos años han pasado desde aquella final de Río 2016 en la que Ri Se-Gwang se llevó el oro olímpico. Sin embargo, poco parece haber cambiado en el panorama mundial (salvo eso sí, un nivel medio incluso más alto si cabía), pues de los ocho componentes de Río, siete están presentes en este mundial y el octavo, el gran Denis Ablyazin tiene la vista fijada en Tokyo.

Kenzo Shirai (Japón): actual campeón del mundo y bronce olímpico en Río, Shirai aspira a convertirse en este ciclo olímpico en el mejor gimnasta japonés, eclipsando incluso a la leyenda que es Kohei Uchimura. Buscando el oro en suelo y salto en Doha 2018, Shirai es a día de hoy el principal candidato al título, tanto por la limpieza de sus saltos, cuando los aterriza bien, como por su enorme dificultad. Tiene una enorme facilidad para girar, y su técnica es magnífica. Compite un “Yurchenko” con triple pirueta y un “Tsukahara” con doble pirueta y media. Es probable que a lo largo de este ciclo traiga de vuelta el salto que lleva su nombre, el “Yurchenko” con triple pirueta y media, salto realizado en Río 2016 y que pasará a la historia como uno de los mejores de la historia. Sin embargo este año todo parece indicar que no competirá este salto, pues no está consiguiendo suficiente rotación como para añadir medio giro, pero quien sabe, si alguien puede hacerlo, ese es Shirai. Aspira al oro en este campeonato.

Igor Radivilov (Ucrania): bronce olímpico en Río y plata mundial el pasado año, Radivilov lleva desde Londres 2012 siendo uno de los principales bastiones de la gimnasia ucraniana. Es un valor seguro, y es rara la competición en la que no consiga una medalla en alguno de los aparatos en los que participa. Este año se ha llevado la plata en el europeo. Este año ha competido un “Dragulescu” (paloma doble mortal adelante con medio giro) en carpa, aunque este salto le suele dar algunos problemas, sobre todo en la recepción, como ocurrió en los Internacionales de París. Este año la competencia será incluso mayor que el año pasado, pero Igor sigue siendo un claro candidato al podio.

Ri Se-Gwang (Corea del Norte): tras una temporada de parón, el crack coreano vuelve a dar guerra, compitiendo al más alto nivel a sus 33 años. Su retorno lo hizo efectivo en los Juegos Asiáticos de 2018, donde no compitió bien, fallando y haciéndose daño en los aterrizajes. Poco se sabe de su estado de forma, pero está claro que si quiere volver a subirse al podio, como en 2014 y 2015, donde se llevó el oro, tendrá que dar su mejor versión. Lo más probable es que compita su propio salto, el “Tsukahara” doble mortal encogido con pirueta, y el “Dragulescu” en carpa. Sus opciones dependerán de lo bien que llegue, aunque esta temporada no parece estar muy fino.

Artur Dalaloyan (Rusia): campeón europeo en las dos últimas ediciones, Artur se ha consolidado como una de las principales figuras del equipo ruso, y en palabras de él, tras el europeo, se ha ganado su puesto en el equipo. Tras la final mundial del año pasado, en la que no compitió bien, en Doha, Artur busca su primera medalla mundial. Es un gimnasta con mucha potencia, y cuando está concentrado compite saltos con una brutal ejecución y calidad técnica. Compite un precioso Yurchenko con triple pirueta y un “Blanik” (paloma doble mortal en carpa adelante), salto que le cuesta un pelín más aterrizar bien. Si lo hace bien tiene muchas opciones de pelear por las medallas, aunque lo tendrá difícil.

Loris Frasca (Francia): el joven gimnasta francés de 23 años ha ido poco a poco consiguiendo buenos resultados a lo largo de esta temporada, principalmente en salto, su aparato por excelencia. Es un gimnasta que no tiene la potencia física de gimnastas como Radivilov, pero es muy rápido y consigue una gran repulsión en el contacto con el caballo. Este año se llevó el oro en los JJMM de Tarragona, y más recientemente, el oro en los Internacionales de París, superando a gimnastas como Radivilov o Medvedev. Compite una “Dragulescu” (paloma doble mortal encogido con medio giro) y un “Tsukahara” con triple pirueta. Si lo hace bien no debería de andar lejos del podio.

Dmitry Lankin (Rusia): gimnasta joven y con características similares a las de Dalaloyan, es otra de las nuevas figuras de la gimnasia rusa. Técnicamente es muy limpio, y aunque le falta algo de dificultad para poder optar por las medallas, podría estar peleando por la final. Este año se llevó el bronce en el europeo. Suele competir bastante bien, y en cuanto a sus saltos, realiza un “Tsukahara” con doble pirueta y media, salto al que tendrá que añadir dificultad (ya sea metiendo medio giro o directamente realizando otro salto) si quiere optar a más, y una paloma mortal con doble pirueta y media.

Andrey Medvedev (Israel): gimnasta veterano, medallista en múltiples pruebas de la Copa del mundo, Medvedev es un gimnasta muy experimentado que sin embargo, no ha podido aún encontrar la consistencia y la regularidad necesaria para pelear por las medallas. Doble medallista en pruebas de la Copa del mundo, Andrey se clasificó con la mejor nota para la final en el último europeo, sin embargo, la presión y los nervios hicieron que se quedase lejos de las medallas. Compite un “Blanik” que suele tener algún problema en aterrizar, y un Tsukahara doble mortal en carpa. No tiene tan buena ejecución como otros saltadores, y sus aterrizajes no son los mejores, pero si lo hace bien podría sorprender en la final.

Kim Han-sol (Corea del norte): medallista de bronce en el pasado mundial, Kim es el sucesor del gran Yang Hak-Seon, oro olímpico en Londres, y quien por culpa de las lesiones no ha podido optar a todas las medallas que querría. Kim es un gimnasta fino pero muy rápido. Este año se llevó la plata en los Juegos asiáticos, compitiendo una paloma mortal con doble pirueta y media y un “Tsukahara” con doble pirueta y media. Es probable que para el mundial realice un “Tsukahara” con triple pirueta, salto que ya realizó anteriormente. Tendrá que ser limpio en sus aterrizajes si quiere tener opciones.

Otros gimnastas a tener en cuenta son Oleg Verniaiev y Marian Dragulescu, ambos volviendo de sus respectivas lesiones, Nikita Nagornyy, campeón de Europa en salto, aunque es probable que no compita dos saltos (y si lo hace tendrá que pelear con sus dos compatriotas por la final), el sudamericano Jorge Vega, o el campeón de los Juegos Asiáticos, Wai Hung Shek.

MUNDIAL DE DOHA 2018: SUELO

La siempre apasionante final de suelo llega a Doha con múltiples medallistas mundiales y olímpicos en el aparato, decididos a subirse al podio. Destaca la ausencia de Denis Ablyazin y Diego Hypolito, ambos medallistas olímpicos y campeones mundiales, quienes intentarán hacerse con una plaza para Tokyo 2020 por la vía para especialistas. Aun así, la cantidad de gimnastas con opciones a las medallas es enorme.

Kenzo Shirai (Japón): triple campeón mundial en este aparato, Shirai es sin duda el favorito al oro en Doha. Es sencillamente todo un espectáculo verle en acción, realizando elementos antaño imposibles, como la cuádruple pirueta al final de su ejercicio, o el doble mortal en plancha con triple pirueta. Realiza un montón de combinaciones a lo largo de su ejercicio, y aunque en algunas a veces le falta un poco de giro, la dificultad que realiza y la forma en que la compite es brutal. Este año ha competido muy bien, y es su único rival. Si lo hace bien conseguirá su cuarto oro mundial.

Max Whitlock (Gran Bretaña): vigente campeón olímpico y medallista mundial en este aparato, desde Río, Max no ha vuelto a ser el mismo en este aparato, teniendo problemas de regularidad y sobre todo, falta de fuerzas a lo largo de su ejercicio. En este aparato ha tenido sus más y sus menos, compitiendo bastante bien en algunas competiciones, y fallando en otras. Este año se quedó fuera de la final del europeo, y aunque parece que llega en buena forma, especialmente en caballo con arcos, tendrá que dar su mejor versión si quiere estar en el podio. Es un gimnasta con buena técnica, que utiliza principalmente piruetas para ganar dificultad. En su ejercicio incluye diagonales como una triple pirueta y media a una doble pirueta y media, o una doble pirueta y media a una doble pirueta adelante.

Nikita Nagornyy (Rusia): campeón europeo en 2016, Nagornyy es de esos gimnastas que aunque no siempre compite bien, siempre hay que tener en cuenta. Tras superar algunos problemas físicos que tuvo a principios de temporada, Nikita parece recuperado y listo para buscar su primera medalla mundial. Es un gimnasta potente, capaz de realizar diagonales como un triple mortal encogido, elemento que llevaba el nombre del campeón olímpico, Valeri Liukin, un doble mortal encogido con doble pirueta y media, o una doble pirueta adelante seguida de un doble mortal encogido con medio giro. En el europeo algunos errores lo dejaron fuera de las medallas, pero si hace un buen ejercicio tiene opciones de subir al podio.

Arthur Nory (Brasil): el sorprendente bronce olímpico en Río 2016 llega a Doha para demostrar que la medalla en Río no fue una casualidad. Tras un 2017 marcado por algunos problemas físicos y por la irregularidad, Nory aún no está en su mejor forma. Es un gimnasta muy limpio y elegante, pero solo con eso no le bastará si quiere repetir el éxito logrado en Río. Tendrá opciones de estar en la final si trae al mundial un ejercicio similar al de Río, donde maravilló al público con un ejercicio original con una ejecución bestial.

Ray Zapata (España): hablar de suelo es hablar de España, pues a lo largo de la historia numerosos han sido los especialistas españoles en este aparato, desde el campeón olímpico Gervassio Deferr, pasando por el campeón europeo, Rafa Martínez, hasta hoy, donde España brilla de la mano de Ray Zapata. Medallista mundial y campeón de los Juegos Europeos en 2015, Zapata regresa a un mundial tras perderse el del año pasado al lesionarse justo antes de la cita que tuvo lugar en Canadá. Oro este año en los JJMM y bronce en los Internacionales de París, incluye interesantes diagonales como una pirueta y media a un doble mortal carpado adelante o un doble en plancha con doble pirueta. Tras una final europea en la que perdió la medalla al caerse en la última diagonal, parece que Ray llega en buen momento. Tiene un ejercicicio con mucha dificultad, y si lo hace bien tiene opciones de medalla.

Artem Dolgopyat (Israel): tras haber conseguido la plata mundial el pasado año, Dolgopyat se ha afianzado como uno de los gimnastas a tener en cuenta en este aparato. Este año se llevó la plata en el europeo, una plata que pudo ser oro de no ser por la salida del tapiz. Incluye interesantes elementos como el elemento que lleva el nombre de Ray Zapata (paloma doble mortal adelante con pirueta y media) o una pirueta directa a una doble pirueta y media adelante. Es un gimnasta muy potente y limpio, y sus opciones son similares a las de Zapata, por lo que si lo hace bien estará en la pelea.

Dominick Cunningham (Gran Bretaña): la sorpresa saltaba en el europeo de Glasgow de hace unos meses, pues contra todo pronóstico era Dom Cunningham quien se hacía con la medalla de oro en el aparato. Una de las nuevas perlas británicas en este ciclo, Cunningham parece haber encontrado esa madurez competitiva para conseguir ser una de las figuras del potente conjunto británico. Especialista en salto y suelo, Dom no tiene la dificultad de otros gimnastas, por lo que sus opciones de hacerlo bien se basan en la ejecución, como ya demostró en el europeo. Tendrá que pelear también con sus compatriotas, ya que solo 2 representantes por país pueden llegar a la final. Compite un doble en plancha con doble pirueta o un doble mortal adelante con medio giro. Oro en la Copa del mundo de Osikek, si lo hace estará en la final, y ahí todo puede pasar, aunque a priori no debería estar en el podio.

Alexander Shatilov (Israel): no clasificarán el equipo para los Juegos Olímpicos, pero el equipo israelí es un equipo de tremenda calidad, trayendo al mundial a varios gimnastas de mucha calidad internacional. Uno de ellos es Álex Shatilov, quien en la última década ha sido quien ha llevado el peso de la gimnasia israelí. Es el gimnasta más alto de la competición, lo que no le impide realizar ejercicios con mucha dificultad, de forma muy elegante. Siete veces medallista europeo y dos mundial en este aparato, Shatilov es un gimnasta con una amplia experiencia. En el europeo se quedó fuera de las medallas al tener un par de malas recepciones. Su ejercicio tiene casi la misma dificultad que la de gimnastas como la de Nagornyy, Dolgopyat o Zapata, y sus opciones dependerán de las fuerzas que tenga a lo largo de su ejercicio, las cuales le suelen fallar hacia la parte final.

Como decíamos antes, son muchos los gimnastas que tienen opciones, pues salvo Shirai, no hay un favorito claro. Así es que hay gimnastas como Kohei Uchimura, campeón mundial y medallista olímpico, Marian Dragulescu, medallista olímpico y campeón mundial, Milad Karimi, finalista mundial, Yul Moldauer, actual bronce mundial, o Artur Dalaloyan, bronce europeo, que tanto podrían estar en el podio, como quedarse fuera de la final. **Uchimura, finalmente, no competirá en suelo y salto por problemas físicos**

DOHA 2018: ANILLAS

Hace unos días recibíamos la noticia de que la estrella griega, Eleftherios Petrounias, vigente campeón olímpico, europeo y mundial, se perdía los mundiales por culpa de una lesión que le iba a obligar a someterse a una cirugía. Con la ausencia de la estrella griega se rompe la hegemonía de Petrounias, quien ha sido el vencedor de todas las grandes competiciones desde 2015. Varios son los candidatos a ocupar el trono de Petrounias, así que parece que la final de anillas será de lo más interesante. **Finalmente parece que Eleftherios Petrounias SÍ podrá competir en Doha, por lo que se convierte en el máximo favorito a colgarse el oro**

Arthur Zanetti (Brasil): en los dos años previos a la eclosión de Petrounias, Zanetti dominaba la especialidad, habiéndose colgado el oro mundial y el oro olímpico. Con la llegada del griego, Zanetti pasó a ocupar el segundo escalón del podio, llevándose una plata mundial y una plata en los JJOO de su país. Uno de los gimnastas más laureados en este aparato, Zanetti se postula como gran favorita al oro con la ausencia de Petrounias. Es la gran baza de la gimnasia brasileña, con un ejercicio potente, en el que incluye su propio elemento (desde plancha dorsal subir a plancha y aguantar dos segundos) y que realiza de forma excelente. El año pasado compitió mal en el mundial, pero si saca su mejor versión estará peleando por el oro.

Ibrahim Colak (Turquía): subcampeón europeo este año, Colak es una de las figuras del emergente equipo turco. Colak está “cuajando” una gran temporada, en la que además de la medalla europea se ha llevado este año una medalla en las cinco Copas del mundo en las que ha participado, incluyendo el oro en Mersin. También consiguió el oro en los JJMM, y si lo hace bien podría meterse en la final del mundial. Ya fue finalista el año pasado, y con las bajas de algunos gimnastas, este año las medallas están más accesibles que nunca para el turco.

Igor Radivilov (Ucrania): bronce europeo en 2017 y oro en 2013, Radiviloves un especialista en salto y anillas. Conocido principalmente por su salto, Igor ha cosechado muy buenos resultados también en anillas, aunque nunca en mundiales. En anillas se desenvuelve muy bien gracias a la fuerza que tiene. Finalista olímpico, Radivilov, falló en el europeo en la salida, quedándose fuera de la final. Tendrá que realizar bien el doble mortal encogido con doble pirueta si quiere estar en la final. Las medallas parecen factibles, pero para ello el ucraniano tendrá que hacerlo muy bien.

Nikita Nagornyy (Rusia): tras la ausencia de Denis Ablyazin, quien se está intentando clasificar para Tokyo 2020 por la vía de especialistas, Nagornyy se convierte en el principal gimnasta ruso en este aparato. A pesar de la fuerza y la potencia que tiene en salto y suelo, en anillas se le nota que tiene fuerza de sobra, pero tiene bastantes desequilibrios en elementos como el maltés, o en el San Pedro. Poco a poco va mejorando mucho en este aparato, donde ya fue cuarto en el europeo. Si lo hace bien podría estar en su primera final mundial

Deng Shudi (China): Deng es actualmente el mejor gimnasta chino en el aparato. Aun siendo el mejor gimnasta chino, eso no les garantiza para nada una medalla. Echarán mucho en falta a Liu Yang, oro mundial en 2014. Deng consiguió el oro en los Juegos Asiáticos con un ejercicio muy bien ejecutado, aunque le fallaron algunos apoyos. Termina con un impresionante doble en plancha con doble pirueta que en esa final clavó. A priori no debería pelear por el podio, pero podría estar cerca.

Dennis Goosens (Bélgica): el mejor gimnasta belga de los últimos años llega a Doha tras un par de temporadas en las que no ha sido capaz de realizar un buen papel. Este año no compitió demasiado bien en las pruebas de Copa del mundo en las que participó. En el nacional belga compitió bastante bien, aguantando bien los apoyos y marcando bien la mayoría de las posiciones. Podría estar en la final si lo hace bien, como hizo en Río 2016, donde fue finalista.

Fabián de Luna (México): campeón en el campeonato panamericano, de Luna es uno de los mejores gimnastas de su país. Ha mejorado bastante su ejercicio, y a pesar de no ser un gimnasta especialmente grande, se desenvuelve muy bien en el aparato, aunque no lleva el cuerpo completamente extendido en algunos de los elementos como en el “Cristo” o en el “Maltese”. Compite un original doble mortal encogido con pirueta y media de salida. Si lo hace bien podría estar en la final.

Chen Chih-yu (Taipei): el gimnasta de Taipei es uno de los más experimentados del panorama internacional en este aparato. Habiendo competido ya en el mundial de 2009, siempre ha competido bastante bien, aunque siempre le faltó ese “plus” para alcanzar las finales mundiales. Este año se llevó el bronce en los Juegos Asiáticos, compitiendo un ejercicio de bastante dificultad. Tendrá que mejorar la extensión del doble en plancha con pirueta de salida, y los apoyos y las verticales si quiere estar en la final.

Otros gimnastas que pueden tener sus opciones son el rumano Andrei Muntean, actualmente el mejor gimnasta en este aparato, Federico Molinari, finalista olímpico en 2012, Vahagn Davtyan, Marcel Nguyen, o Artur Dalaloyan, quien este año ha llegado a realizar ejercicios muy buenos.

DOHA 2018: BARRA

Atrás quedó la época en la que gimnastas como Zou Kai, Epke Zonderland, o Fabian Hambüchen dominaban la barra con puño de hierro. La época actual es una época en la que la competición es diferente, con muchos gimnastas con opciones de final y varios favoritos a las medallas, incluida Zonderland, la estrella holandesa. En Doha veremos una de las finales de barra más abiertas de los últimos años.

Epke Zonderland (Países Bajos): campeón olímpico y múltiple campeón mundial, Zonderland es uno de los gimnastas más laureados en este aparato. El apodado como “holandés volador”, merced a las conexiones impresionantes de sueltas que realiza, es el principal candidato al oro, pues tiene el ejercicio más difícil de todos. Vigente subcampeón mundial, y europeo, no ha competido nada mal este año, pero son las imprecisiones en las finales, como le ocurrió en Glasgow, donde se quedó “trabado” en el “Adler” con medio giro, no llegó a la vertical y tuvo que realizar un molino extra, las que le quitan las décimas que le faltan para conseguir el oro. Sigue teniendo el ejercicio más difícil de todos, y si lo hace bien volverá a estar en el podio mundial, probablemente con la medalla dorada en el cuello.

Tin Srbic (Croacia): sorprendente campeón del mundo el año pasado, el joven croata de 22 años se convirtió en toda una estrella en su país al convertirse en campeón mundial en un deporte tan minoritario en Croacia como lo es la gimnasia. Unos problemas físicos le harían perderse el europeo, a donde llegaba en muy buena forma tras haber conseguido el oro en la Copa del mundo de Osijek y en Doha. Es un gimnasta muy limpio, que fluye en el aparato, donde conecta un “Tkachev” a un “Tkachev” en plancha, seguido de un “Tkachev” con medio giro, agarrando en presa mixta. Realiza los elementos con bastante ritmo, y aunque en los recientes internacionales de París, falló, si vuelve a sacar al mejor Tin, podría estar otra vez en el podio, aunque tendrá que lucharlo con los japoneses y el suizo.

Oliver Hegi (Suiza): tras unos años en los que el gimnasta suizo había ido consolidándose en la élite de la barra, consiguiendo medallas internacionales, y siendo doble finalista mundial, este año llegó la recompensa a tanto trabajo, pues Oliver se proclamaba campeón europeo en barra. Tiene un ejercicio muy original en el que incluye un “Yamawaki” con medio giro, o una de las combinaciones más bonitas del panorama internacional, un “Adler” con medio giro a un “Def” (“Geinger” con giro), que además realiza con una ejecución excelente. Si lo hace que bien este año podría dar el salto a las medallas, aunque tendrá que pelearlo con varios gimnastas.

Kohei Uchimura (Japón): campeón mundial en 2015, Kohei atesora la friolera de cuatro medallas mundiales en este aparato. La leyenda japonesa siempre ha sido un espectáculo en la barra, donde con unas sueltas como un “Cassina” y un “Kovacs” en carpa, con una forma tremenda, consigue ir ganando dificultad. Parece que en barra podría competir bien a pesar de los problemas físicos que arrastra en el tobillo, siendo la salida la parte que le resultará más complicada. Tiene opciones de podio, pero tendrá que vigilar las verticales en los elementos con giro si quiere asegurarse un metal.

Bart Deurloo (Holanda): defensor del bronce mundial, Bart fue la gran sorpresa de la gimnasia holandesa el año pasado. Lo que lleva de temporada no ha sido tan satisfactorio, pues se quedó fuera de la final del aparato, un aparato en el que esperaba consolidarse como uno de los especialistas en la élite. Realiza varias conexiones, como Zonderland, enlazando un “Kovacs” (doble mortal encogido atrás por encima de la barra) a un “Cassina” (“Kollman” en plancha), o un “Kollman” (“Kovacs” con pirueta). En la Copa del mundo de Bakú, consiguió el oro, por lo que calidad tiene. Si lo hace bien podría tener opciones de podio, aunque será complicado.

Caio Souza (Brasil): oro en los Juegos Sudamericanos y en el campeonato panamericano, Souza se ha convertido en el mejor gimnasta brasileño en el aparato, y eso que está compitiendo con todo un finalista olímpico como es Francisco Barreto. Souza realiza un ejercicio muy original (aunque con algunos fallos como alguna ligera falta de altura en alguna suelta) en donde combina un “Tkachev” en plancha a un “Tkachev” con medio giro, o un “Adler” con giro seguido de un “Yamawaki”, y continuado con un “Geinger”. Ya ha estado antes en una final mundial, y este año podría realizar un gran papel, aunque tendrá que mejorar la ejecución si quiere aspirar a más.

Tang Chia-Hung (Taipei): otro de los gimnastas con potencial de Taipei, llega a Doha coronado como campeón asiático, habiendo vencido a los gimnastas chinos. Se desenvuelve muy bien en el aparato, aunque le falta un poco de fluidez. En las sueltas coge mucha altura y las realiza con bastante vuelo. Quizás no tendrá un ejercicio de medalla, pero sí tiene opciones de final.

Sam Mikulak (Estados Unidos): la principal opción de medalla estadounidense junto a Yul Moldauer llega en este aparato, donde Sam Mikulak busca la redención tras quedarse a las puertas del podio en los Juegos de Río. No es el ejercicio con más dificultad ni mucho menos, pero lo realiza muy bien. Incluye sueltas como un “Cassina”, o una combinación con dos “Tkachevs”. Suele competir bastante bien, aunque este año las medallas parecen algo lejos para el gimnasta norteamericano, aunque quien sabe.

Otros gimnastas que podrían tener opciones son los chinos Xiao Ruoteng y Sung Wei, el británico James Hall, que tiene un ejercicio de mucha dificultad, aunque no siempre compite bien en este aparato, Jossimar Calvo, quien busca acabar de “explotar” en el que tanto promete y en el que es tan irregular, o los cubanos Manrique Larduet, bronce mundial en 2015, y Randy Leru, quien este año está compitiendo mejor que su compatriota en el aparato.

En cuanto a las opciones del equipo español, Néstor Abad, es nuestro mejor gimnasta en este aparato, habiéndose llevado el bronce en barra en los JJMM. Es un gimnasta muy limpio con una línea muy bonita, aunque siendo realistas, la final está muy complicada, y sus opciones son escasas.

DOHA 2018: CABALLO CON ARCOS

Desde 2013 hasta 2017 nadie parecía “toserle” a Max Whitlock en este aparato, pues durante esos años la estrella británica acaparó todos los grandes títulos en juego, incluido el oro olímpico y el último trono mundial. Este año ha tenido algunos problemas físicos y no ha sido muy regular y eso, junto a la eclosión de algunos gimnastas han hecho que la final de Doha se plantee más que interesante.

Max Whitlock (Gran Bretaña): vigente campeón mundial y olímpico, Whitlock lo ha ganado todo en este aparato. Tras una temporada en la que ha fallado en las grandes competiciones, tras el europeo apenas se tomó un descanso, y se metió a trabajar de cara al mundial, su verdadero objetivo. Afirma que llega en buena forma a este aparato, y la verdad es que si el británico saca a relucir todo su talento, el resto lo va a tener muy complicado. Se mueve muy bien a lo largo del potro en su ejercicio, y con un ejercicio con ritmo y mucha elegancia, sigue siendo uno de los mejores gimnastas del mundo.

Rhys Mcclenaghan (Irlanda): llegaría 2018 y con él lo haría la eclosión del joven gimnasta irlandés, campeón este año de los Juegos de la Commonwealth, y el europeo. Fue para él una temporada con muchos baches, pues tuvo problemas con su club, pero nada de eso le impidió mantenerse concentrado, realizando una temporada excelente. También consiguió el oro en la Copa del mundo de Mersín y si realiza un ejercicio bueno, podría estar compitiendo por el oro con Max Whitlock.

Oleg Verniaiev (Ucrania): el caballo con arcos es para el astro ucranianos uno de esos aparatos que pueden llevarle al cielo o al infierno, pues nunca sabes qué esperar de él. Puede que no sea tan limpio como Rhys, pero tiene un ejercicio dificilísimo, capaz de competir con los mejores en el mundo. Este año se llevó el oro en la Copa del mundo de Szombathely, y si lo hace bien podría realizar un gran papel en este mundial.

Lee Chih-Kai (Taipei): uno de los jóvenes talentos del equipo asiático, Lee llega a este mundial tras realizar una gran temporada en la que consiguió la plata en el campeonato del Pacífico, y el oro en los Juegos Asiáticos, donde se impuso con claridad a los gimnastas chinos. Tiene un ejercicio de mucha calidad y proyección de futuro. Podría estar en el podio si lo hace bien.

Cyril Tommasone (Francia): medallista mundial en caballo con arcos además de medallista europeo, Cyril es otro de los más veteranos en la competición. Lleva una temporada con sus más y sus menos, aunque sí es cierto que ha conseguido realizar buenos ejercicios en varias competiciones como el oro este año en los JJMM, o el oro en los Internacionales de París, donde consiguió levantar a su público al conseguir el oro. Cyril siempre es una opción en este aparato.

Saso Bertoncelj (Eslovenia): único gimnasta esloveno en este mundial, Bertoncelj se ha mantenido en la élite durante muchos años. Plata este año en el europeo, Saso es de esos gimnastas habituales en las finales internacionales en este aparato. Tiene un ejercicio que dista mucho de la espectacularidad de otros, pero está muy bien realizado, y esa regularidad le puede hacer ganar puestos por encima de otros gimnastas a los que ya ha batido justo por eso, el ser regular.

Harutyun Merdinyan (Armenia): medallista mundial en 2015 y finalista olímpico, Merdinyan ha conseguido muchas medallas internacionales a lo largo de su carrera deportiva. Suele competir bastante bien, aunque este año apenas se le ha visto, y en el europeo, donde tuvimos la oportunidad de verlo, se quedó fuera de la final. Su estado de forma es una incógnita, pero de volver al estado de 2015 y 2016, hay que tener al armenio en cuenta.

Kazuma Kaya (Japón): joven gimnasta del equipo japonés que lleva unos años compitiendo con los mejores gimnastas de su país, consiguiendo ser seleccionado para varias competiciones. Entre sus mejores resultados se encuentra el bronce mundial que consiguió en este aparato, con tan solo 19 años. Desde ese año, el talento en el equipo japonés hizo que no consiguiese una plaza en los principales equipos. Sin embargo este año vuelve a un mundial, y en gran parte es por este aparato entre otros. Sus opciones dependerán de la dificultad que traiga al mundial.

Otros gimnastas que también podrían hacerlo muy bien son Zou Jiangyuan, el mejor gimnasta chino en el aparato, que al igual que en paralelas tiene una ejecución formidable, su compatriota Xiao Ruoteng, o los rusos David Belyasvky y Nikolay Kuksenkov.

DOHA 2018: PARALELAS

Pocas veces una final de un mundial había estado tan clara como en el caso de las paralelas. Si Kenzo Shirai es muy superior al resto en suelo, la gimnasia china se lleva la palma en paralelas, pues Zou Jingyuan es extraordinario en este aparato, de lejos la mejor ejecución de un ejercicio tan complejo, en los últimos años.

Zou Jingyuan (China): poco se puede decir de este gimnasta, pues es la excelencia personificada, capaz de alcanzar notas de ejecución que nadie más es capaz de conseguir. A sus 20 años, el gimnasta chino ya es campeón del mundo, y con el ejercicio de más dificultad y con mejor ejecución, es el rival a batir. Es un gimnasta con una línea preciosa, con muy pocas impreciones, realizando los elementos con mucho ritmo y precisión. Realiza elementos como un “Makuts” (“Diamidov” con medio giro), un “Richards”, un dificilísimo “Tsolakidis”, elemento con un valor G en el código, o un doble mortal encogido adelante con medio giro, elemento que realiza con una forma espectacular. Si lo hace como en los Juegos Asiáticos, donde se hizo con el título, el oro es suyo.

Oleg Verniaeiv (Ucrania): gran dominador de las paralelas antes de la irrupción del joven gimnasta chino. Campeón olímpico, del mundo y europeo, Oleg lo ha sido todo en este aparato. Vigente plata mundial en este aparato, la temporada de Oleg estuvo marcada por los problemas físicos, pues estuvo toda la temporada recuperándose de una importante operación que le hizo perderse prácticamente todas las competiciones. Regresó hace unas semanas y compitió en un par de eventos, entre ellos la Copa del mundo de Szombathely, donde se llevó el bronce. Todavía no está en la forma deseada, y llega al mundial sin mucho rodaje. Tiene un ejercicio difícil, en el que incluye elementos variados, y que finaliza con un doble mortal adelante con medio giro. Sus opciones dependerán de su estado físico, pero si compite bien tiene opciones de podio.

David Belyavskiy (Rusia): bronce olímpico y medallista mundial, la estrella del equipo ruso ha tenido una temporada en la que ha competido con algunos problemas físicos, pero ahora en Doha ya parece estar todo solucionando, llegando David en plena forma. Plata este año en el europeo, donde fue batido por su compatriota, Artur Dalaloyan, David siempre es un gimnasta a tener en cuenta en este aparato, pues suele competir muy bien, ejercicios espectaculares. Es un gimnasta pequeño, pero elegante, llegando muy bien a las verticales. En su ejercicio incluye elementos como un “Tippelt” (elemento de desplazamiento), un “Bhavsar” (elemento que lleva el nombre del gimnasta estadounidense Raj Bhavsar). Tiene opciones de medalla sin consigue hacer un buen ejercicio, pero este año estará todo más disputado, por lo que no podrá cometer pequeños errores si quiere estar en el podio.

Artur Dalaloyan (Rusia): pocos esperaban que fuese el joven ruso el que se llevaba la corona europea por encima de gimnastas como Belyasvkiy. Sin embargo, el prometedor gimnasta moscovita dio una lección de regularidad y sangre fría a la hora de competir. No es tan elegante como su compatriota David, pero tiene un ejercicio de bastante dificultad que normalmente realiza muy bien. Si repite el ejercicio del europeo podría tener opciones de subir al podio, aunque lo tendrá difícil.

Lin Chaopan (China): campeón del mundo en paralelas en 2013, el veterano gimnasta chino tendrá muy difícil subir al podio en esta edición, pues además de competir contra el resto de gimnastas de otros países, compite contra Xiao Ruoteng por la segunda de las plazas que seguramente consiga la gimnasia china para la final del aparato (dos gimnasta como máximo por país en una final). A Pesar de todo no ha perdido la forma de trabajar en paralelas, donde compite un buen ejercicio con buenas líneas (aunque a veces se le desvían un poco las piernas en los apoyos), incluyendo un “Felge” con medio giro, un mortal adelante con las piernas abiertas al apoyo braquial, o un doble en carpa de salida que seguramente cambien por otra salida, incrementando dificultad. No tiene un mal ejercicio, pero si no quiere quedarse fuera de la final, como le ocurrió en los Juegos Asiáticos, tendrá que hacerlo muy bien.

Marcel Nguyen (Alemania): plata olímpica en paralelas, Nguyen desde aquella final olímpica nunca ha vuelto al nivel que consiguió en aquellos JJOO, bien por la irrupción de tan buenos gimnastas en este aparato, bien por las lesiones, con las que tuvo muchos problemas. Doble campeón europeo, Nguyen acumula un palmarés importante en este aparato. Ya fue finalista el pasado año, y es un habitual en estas finales, aunque el podio parece difícil.

Petro Pakhniuk (Ucrania): gimnasta experimentado que tras su vuelta a Ucrania, tras competir unos años bajo la bandera de Azerbaijan, se ha convertido en una de las figuras de la gimnasia ucraniana. Su principal aparato son las paralelas, donde ya demostró su calidad al llevarse el oro en la Copa del mundo de Szombathely, superando entre otros a su compatriota, Oleg Verniaiev. Realiza un ejercicio en el que incluye muchos elementos de apoyo, realizando un precioso “Felge” sobre una barra, un “Healy”, un “Felge” con medio giro, un mortal adelante piernas separadas, y un doble mortal encogido adelante con medio giro, salida que casi parece haberse convertido en un requisito. Puede tener sus opciones si lo hace bien, aunque su objetivo debe ser la final.

Sam Mikulak (Estados Unidos): campeón de Estados Unidos este año, Mikulak es de esos gimnastas que realizan grandes competiciones, pero ninguna o casi ninguna de ellas son en los grandes eventos, donde se “apagan” un poco. Es un gimnasta de mucho talento, pero aunque suele competir bien, los resultados que de él se esperan, no llegan. Compite elementos como un “Harada”, un salto hacia delante con las piernas abiertas al apoyo braquial, o un doble mortal encogido adelante con medio giro de salida. Es un gimnasta fuerte, y este es uno de sus mejores aparatos. Podría hacerlo bien, pero las medallas parecen imposibles para el norteamericano si ninguno de los favoritos falla.

Gimnastas a tener en cuenta son el turco Ferhat Arican, o los japoneses Yusuke Tanaka o Kohei Uchimura, campeón mundial en paralelas, aunque los problemas físicos de última hora podrían causarle problemas en el ejercicio, especialmente en la salida, pero de hacerlo bien es un claro aspirante al podio. También podrían hacerlo bien Epke Zonderland, Jossimar Calvo, el finalista olímpico Manrique Larduet, Nikita Nagornyy, gimnasta que pelear por un puesto en la final con sus compatriotas, alguno de los gimnastas suizos o el rumano Andrei Muntean.

Las opciones del equipo español son limitadas, pues el mejor gimnasta en paralelas es Néstor Abad, seguido de Rubén López, pero ninguno de los dos parece en condiciones tanto en dificultad ni en ejecución, de meterse en la final.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.