Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Lunes, 27 de Mayo de 2019

Home » Vela Olímpica

La vela española hace aguas a pesar de dos medallas mundiales y 4 plazas olímpicas. Mundial de Vela

Enviado por en 13 agosto, 2018 – 13:11Sin comentarios

@rfev

·Excelente plata de Mas/Cantero y bronce de Xammar/Rodríguez en los 470 del Mundial de Aarhus

·La delegación española para Tokyo 2020 se estrena con la Vela. Cuatro plazas olímpicas que saben a poco.

·Gran Bretaña, la gran triunfadora de unos Mundiales donde consiguieron el pleno de plazas olímpicas. Resumen internacional por clase.

Ángel Vázquez.  Se ha venido celebrando en la población danesa de Aarhus el Campeonato del Mundo de Vela, Mundial que se cerraba el domingo 12 de agosto con la celebración de las Medals correspondientes a las clases del Windsuf olímpico y la mixta del Nacra. A la importancia propia de todo mundial, el presente campeonato operaba como primera de las opciones para conseguir un buen número de plazas olímpicas, incrementando así el interés para la totalidad de las federaciones, regatistas y comités olímpicos.

En lo que a la participación española se refiere cabe destacar las medallas conseguidas por dos de las embarcaciones del 470 español: el bronce de Jordi Xammar y Nicolás Rodríguez que cerraban su competición con una medal brillante donde la segunda plaza les permitía subirse al tercer cajón del pódium, y la plata de una dupla que da auténtico miedo, la formada por Silvia Mas y Patricia Cantero que, con una regularidad más que notable en el total de las 7 regatas disputadas (8-7-7-3-6-6-15), lograban certificar su espléndido estado de forma y su inclusión en la élite mundial con una trabajada victoria en la Medal Race.

También y demostrando el porqué de su inclusión en los JJOO de Río 2016, las primas Bàrbara Cornudella y Sara López que siguen manteniéndose en la élite mundial con una fantástica quinta plaza final. Un auténtico lujo tener a estas dos parejas entre lo más granado de la vela internacional. Ni que decir tiene que estas posiciones de privilegio comportaron la consecución de sendas plazas olímpicas para la delegación española del 470.

Donde también se consiguieron plazas olímpicas fue en el windsurf olímpico, el RS:X, y en los dos géneros. Por un lado, merced a la 13ª posición final del irreductible Iván Pastor, que volvía a ser el mejor de los españoles en un Mundial donde Ángel Granda-Roque dio un paso adelante en sus opciones por ser el número úno español con una 18ª posición final tras tres jornadas, las últimas, que evitaron ese cercano propósito. Sergi Escandell (30º), Juan Manuel Moreno (37º) y Joan Cardona (38º) completaron el quinteto español en el grupo oro.

Entre las féminas, Blanca Manchón fue la mejor de las españolas con la duodécima plaza, ello tras mostrarse bastante regular en la mayoría de las regatas pero con una descalificación y dos malos resultados en las regatas 7 y 8 que, a la postre, impidieron que la sevillana pudiera meterse entre las diez primeras. Pésimo resultado para Marina Alabau con una última semana para el olvido que la llevaron a una 25ª posición final que debe servir a la hispalense para resituarse en el mapa competitivo a dos años vista de los JJOO de Tokyo 2020. Hay tiempo y calidad de sobras.

El Nacra 17 vio la 16ª plaza para Echávarri/Pacheco y la “obligada desaparición” de la clasificación final de la dupla formada por Iker Martínez y Olga Maslivets que, por irregularidades  en su embarcación, fueron expulsados del torneo. La batalla en las oficinas y posiblemente en los tribunales superiores deportivos acaba de empezar y se prevee larga y pesada. Sea como fuere, posición insuficiente la de Echávarri y Pacheco para alcanzar la plaza olímpica en la única de las disciplinas míxtas de la vela olímpica.

El láser  masculino y el láser radial femenino tampoco alcanzaron los mínimos de clasificación. El empuje de los jóvenes está ahí, eso está claro, pero la ascensión a lo más alto está aún a un par de peldaños…o tres.

Joaquín Blanco vovió a ser el mejor de los españoles en la clase Láser en la posición 23ª dentro del grupo oro mientras que el joven y laureado en categorías inferiores Joel Rodríguez debía conformarse con la 53ª y Carles Roselló con la 65ª. En radial femenino, la joven Martina Reino se alzaba hasta una esperanzadora 28ª posición final producto de algunos resultados muy halagüeños en una serie excesivamente irregular de 6-18-7-19-44-39-9-39-6-27. La representante española en Río, Fátima Reyes, finiquitó su actuación por la aguas danesas con la 59ª plaza. No hubo plaza olímpica pero no está todo dicho en los láser.

La clase Finn sigue progresando adecuada pero lentamente. Álex Muscat volvió a ser el mejor de los españoles con la 27ª posición final, tres plazas por delante de Joan Cardona (30º). Pablo Guitián (33º) y Vïctor Gorostegui (43º) completaron el póker de regatistas españoles que participaron en el Finn mundialista de Aarhus, una clase que bajo la sombra del gran Rafa Trujillo aún debe seguir evolucionando y creciendo para poder entrar en el listado de candidatos a estar presentes en Tokyo 2020.

Sin embargo, quizás, la mayor decepción vino de la mano del 49er y el 49erFX donde muchos esperaban plaza olímpica, sobre todo en la clase masculina. En el 49er masculino los hermanos Alonso se mostraron muy irregulares, alternando dos victorias y una segunda plaza con una descalificación en la primera de ellas y cuatro regatas más allá de la 15 que los recolocaron en la 32ª posición final. Mejor Botín y López, pero dos descalificaciones y una retirada no pudieron evitar, a pesar de las dos victorias parciales, que se fueran hasta una 21ª posición que nada tenía que ver con la quinta conseguida en el mundial del pasado año.

Por su parte, el 49er FX contaba con la participación de la siempre favorita Tamara Echegoyen quien, en esta ocasión junto a Paula Barceló, notó seguro en exceso la falta de entrenamiento con esta embarcación dada su reciente participación en la Volvo Ocean Race. Aún así, consiguieron la 22ª posición final, algo más atrás de la 15ª alcanzada por la dupla Patricia Suárez y Nicole van der Velden que no anduvieron muy lejos de entrar en la Medal Race final.

En resumen, pues, balance agridulce para la delegación española que si bien conseguía dos medallas en el cómputo final, obtenía un pobre bagaje en lo que a plazas olímpicas conseguidas se refiere. Hay opciones de mejora y muchas, pero aún están, en muchos casos, un par de peldaños por debajo de lo que es la élite mundial a día de hoy. Hasta Tokyo, aún, dos años. Hay tiempo.

Resumen internacional por clases olímpicas

Finn

Después de “navegar” por la clase Láser en Pekín 2008 y Londres 2012, y centrarse definitivamente en el Finn para conseguir la plaza a Río 2016 donde firmó la 12ª plaza final, el magiar Zsombor Berecz ha logrado este 2018, en el Mundial de Aarhus, el oro, la graduación como campeón mundial en una clase donde, de la mano de Ben Ainslie primero y de Giles Scott después, Gran Bretaña ha dominado durante la última decada de forma avasalladora.

La victoria de Berecz se cimentó en la última de las regatas, de valor doble y no descartable, donde se alzaba con la victoria, ello mientras el gran favorito y líder hasta el momento, el sueco  Max Salminen -oro en Star en Londres 2012 y oro en el pasado Mundial en esta clase Finn- se caía hasta una definitiva séptima posición (14 puntos) que a punto estuvieron de costarle hasta el bronce, presea que conseguía el veterano Pieter-Jan Postma tras desbancar al neozelandés Josh Junior también en la Medal Race.

En cuanto al resto de favoritos, el veterano francés Jonathan Lobert -bronce en Londres y plata en el pasado Mundial- debía conformarse con la 14ª posición tras una irregularidad manifiesta en el cómputo global de las 10 primeras regatas; Jorge Zarif se iba hasta la 18ª plaza; Edward Wright era octavo y Caleb Paine, bronce en Río, se iba hasta la 12ª posición final. Facundo Olezza, noveno en Río y octavo en Hungría, se marcaba la séptima plaza en el presente mundial de Aarhus.

470 Femenino

Fueron quintas en Río 2016 para, dos años después y con la mente en los Juegos que se disputarán en su país, convertirse en las nuevas campeonas mundiales del 470 femenino. Así, las niponas Kondo/Yoshioka se han colgado el oro en el Mundial de Aarhus tras cuajar una serie de regatas (18-1-3-6-2-5-6) muy regular que les permitió llegar a la Regata final por las Medallas con una ventaja que, si bien no era del todo definitiva, sí les proporcionaba un colchón cómodo de puntos que les permitía optar por una táctica más conservadora y práctica. Controlando a sus más directas rivales, las galas bronce en Río Lecointre/Defrance, las japonesas llegaban quintas en la Medal, sumando diez puntos que les eran suficientes para proclamarse campeonas.

Por detrás, la locura para la vela española pues la pareja formada por Silvia Mas y Patricia Cantero se aprovechaban de esa lucha por el oro para colarse, con una victoria en la regata final, en el segundo cajón del pódium tras finiquitar en cuarta posición las siete de las diez regatas que finalmente realizaron antes de la Medal.  Plata para la embarcación española que mejoraban la sexta plaza del Mundial de 2017 y que se colocan como las grandes rivales en la lucha interna para hacer frente a otra de las grandes del 470 femenino español, las olímpicas en Londres, Bárbara Cornudella y Sara López, que repetían la quinta plaza lograda en el Mundial del año pasado en Hungría.

Bronce final para las británicas Mills/McIntyre (plata en 2017) que superaban a las francesas en la Medal, certificando ambas su inclusión en el grupo regular y siempre favorito para las grandes citas de las 470.

Mala competición para la regatista polaca Skrzypulec quien si en 2017 se alzaba con el oro con su compañera Gliszczynska, en este 2018 no pasaba de la 18ª plaza con Jolanta Ogar. De entre el resto de favoritas, 10ª posición para las eslovenas Mrak/Macarol y 12ª para las neerlandesas Zegers/Van Veen, bronce en 2017.

@RFEV

El 470 masculino

Sextos en Río y plata en el Mundial de Hungría tras los australianos Belcher/Ryan, la pareja sueca Bargehr/Mähr llegaba a la regata final del 470 masculino con todas las opciones a su favor tras una serie de regatas magnífica, descartando el 13 de la séptima regata y mostrando sus cuarenta y cuatro puntos como algo difícilmente superable (1-3-6-5-5-1-13-9-6-8). Todo de cara: primeros clasificados con seis puntos de ventaja ante los segundos clasificados, la Francia de Peponnet/Mion y el Japón de Isozaka/Takayanagi que empataban a 50, y la Australia de los ya referenciados Belcher/Ryan que aventajaban al barco español de Xammar y Nico Rodríguez por un solo punto.

Sin embargo, y como dice el refranero español, hasta el rabo todo es toro, y los suecos tuvieron en la Medal la más terrible de sus pesadillas deportivas. Con una décima y postrera posición donde sumaban 20 puntos, la embarcación sueca vio como se diluían todas sus opciones, cediendo no sola la medalla de oro sino viéndose abandonados hasta la cuarta posición final, alejados del pódium mundial por los franceses, japoneses e incluso españoles, que, por ese orden, coparían el pódium final de los 470, desplazando también a los australianos hasta la quinta posición final.

Por otro lado, presencia masiva de embarcaciones niponas en el top ten, con hasta tres parejas participando de una medal de auténtico nivel.

En cuanto a otras embarcaciones favoritas destacar la pésima 21ª posición de los griegos Mantis/Kagialis -bronce en Río que en esta ocasión acabaron como segundo barco heleno- la séptima plaza de los estadounidenses McNay/Hugues que repetían así la lograda en el Mundial 2017 y la undécima de los británicos Patience/Grube.

Láser masculino

El láser masculino tiene ya un nombre propio que se asocia, inevitablemente, con la victoria, el del chipriota Paulos Kontides. Tras su séptima plaza en Río 2016 el patrón chipriota cuenta su participación en los respectivos mundiales de 2017 y 2018 por victorias, dominando con autoridad sus respectivos duelos frente a otros popes del láser mundial como el actual campeón olímpico, el australiano Tom Burton; el también australiano Matthew Wearn (bronce en 2017 y plata en este 2018), el alemán Philipp Buhl y el neocelandés Sam Meech.

El oro del chipriota se decidió en la Medal, en una lucha desigual donde debía limitarse a seguir a su único gran rival en aquel momento, el aussie Wearn, que llegaba con 45 puntos, cuatro más que Kontides, a la última de las regatas, de valor doble. Kontides hizo lo que se esperaba y enganchado a la estela del barco australiano entraba en novena y penúltima posición, justo una por detrás de la embarcación oceánica. Oro para Kontides, plata para Wearn y bronce para el germano Buhl. Tom Burton -atención que el campeón olímpico tendrá complicada su clasificación para Tokyo con Wearn en el horizonte cercano- se fue hasta la séptima plaza mientras que el croata y siempre favorito, Tonci Stipanovic -plata en Río – volvió a no verse por las posiciones de privilegio, descendiendo hasta la 20ª posición final.

Láser Radial femenino

Fue subcampeona en 2017 y cuarta en Río, retirándose a finales del pasado año con la sensación de que nuestra protagonista, la belga Evi van Acker, iba a dejar un enorme vació en el láser radial belga. Sin embargo, nada más lejos de la realidad porque apenas una temporada después, era su compatriota Emma Plasschaert quien, tras colgarse el bronce en el europeo 2018 de La Rochelle, se ha colgado el oro en el Mundial 2018 de Dinamarca, y eso tras pasar por delante de la todopoderosa neerlandesa Marit Bouwmeester -oro en Río, plata en Londres y tres veces campeona del mundo- que debía conformarse con la plata justo por delante de la danesa, Anne-Marie Rindom, que repetía así el bronce de Río 2016.

La finlandesa Mikkola y la estadounidense Paige Railey cerraron el top 5 de la competida clase láser radial femenina, donde otras dos favoritas, Tuula Tenkanen (FIN) y la sueca Josefin Olsson solo pudieron amarrarse a la 14ª y 18ª posición respectivamente.

49er masculino

Pasó por Río en el 470 y, junto a su compatriota Igor Marenic, el croata Sime Fantela se colgó el oro por delante de los grandes favoritos, los australianos Belcher/Ryan. Con el objetivo conseguido, Sime decidió continuar su carrera en el mundo de la vela junto a su hermano Mihovil en el 49er y, para empezar, decidieron llevarse el oro en el Mundial de Aarhus…y así lo hicieron.

Lejos del más preciado de los metales, la dupla gala Frei/Delpech era la gran beneficiada en Medal de la lucha fraticida entre los germanos Fischer/Graf i y Heil/Ploessel, logrando una plata a priori imposible que se completó con el bronce de Fischer/Graf. Por detrás, en la quinta plaza, los británicos Peters/Sterritt, vencedores de la prueba en 2017, tomaban ventaja en la lucha interna ante los Fletcher/Bithell, bronces en 2017.

Séptimos en Río y quintos en el Mundial 2017, los argentinos Lange no lograron ir más allá de la 31ª posición, mucho más atrás que los Botín/López (21º) y un puesto por delante de los hermanos Alonso (32º).

49er FX femenino

Junto a Thomas Zajac, la que es considereada como la mejor navegante de Austria, lograba en 2016 el ansiado bronce olímpico. Sin embargo, el futuro inmediato deparó a Tanja Frank el deseo de ingresar en la partida del 49er FX femenino y, de la mano de Abicht, puso manos a la obra. El Mundial que acaba de celebrarse en Aarhus les brindó la primera gran oportunidad de marcar en negrita su actuación y así lo hicieron, aunque en la última jornada, la de la Medal, ese oro que parecía inamovible se desvió hacia la opción neerlandesa de Bekkering/Duetz tras una nefasta regata donde las austriacas fueron últimas y las neerlandesas segundas.

Por detrás y en lucha por el bronce, victoria para la pareja Weguelin/Ainsworth por delante de la oro en río y plata en el Mundial 2017, la dupla brasileña Grael/Kunze que se imponían, a su vez, a la también laureada pareja danesa -bronce en Río y oro en 2017- Mai Hansen/Salskov-Ivessen.

Destacar la séptima posición de la segunda embarcación danesa patroneada por Baad Nielsen y la octava de la neocelandesa  de Maloney/Meech, bronces en el mundial 2017 y plata en Río.

Nacra 17

El Nacra 17 deparó una emocionante competición que no pudo resolverse en la definitiva Medal debido a la ausencia de viento y que trajo consigo la victoria de la embarcación italiana de Tita/Banti que aventajaban en tan solo un punto a la australiana Outteridge/Outteridge. Por detrás y por si fuera poco, los argentinos, actuales campeones olímpicos, Lange/Carranza se conformaban con el bronce quedándose a tan solo tres del oro y uno de la plata, mientras que los daneses Cenholt/Lubeck eran cuartos a tres del bronce. Todo, pues, en un puño que así se quedó por los deseos de eolo.

Con este título mundial, la pareja italiana mejoran el bronce de 2017 y se postulan como la pareja azurra a tener en cuenta de cara a la lucha por la plaza olímpica interna del país de la bota, sobre todo teniendo en cuenta que la pareja titular en Río, Bissaro/Sicouri, fueron séptimos en este Mundial 2018 y 12º en el de 2017.

Destacar la sexta posición de los actuales subcampeones olímpicos, los australianos Waterhouse/Darmanin, la novena de los austríacos Zajac/Barbara Matz y la décima de la embarcación patroneada por Ben Saxton que tras dejar a Groves tras los Juegos y a Katie Dabson tras el Mundial 2017 donde fueron oro, estrenaba tripulante con Nicole Boniface.  A ver cómo evolucionan.

@RFEV

RS:X masculino

Tiene 30 años, dos oros olímpicos y cuerda para rato. Se llama Dorian van Rijsselberghe y aunque la cantera neerlandesa en esto del windsurf olímpico parece inagotable y la figura de Kiran Badloe (1994) aparece a la sombra del gran campeón, casi todo parece indicar que no tendrá rival ni en la selección interna ni en la competición final en Tokyo. Es, podríamos decir, el hombre invencible. En Aarhus lo volvió a demostrar y con una magnífica serie de 2-1-14-1-5-8-5-5-7-6-6-6 en las 12 regatas se plantaba en la Medal Race sin opciones de perder la medalla de oro. Lo hizo otra vez.

Por detrás, como decíamos, otro neerlandés, quizás el lejano relevo del campeón, Kiran Badloe, quien sabía resolver su lucha frente al galo Louis Giard (1993) que se conformaba con el bronce mundial por delante también de su compatriota y líder galo estos últimos años, Pierre Le Coq (1989;16º).

Ante la ausencia del gran Nick Dempsey (bronce en Atenas y plata en Londres y Río), el RS:X británico tiene ahora a Kieran Holmes como el hombre fuerte. Kieran, que fuera quinto en el Mundial 2017, lograba superar esa posición al finiquitar su paso por las aguas danesas en la cuarta plaza, erigiéndose como un nuevo hombre a tener en cuenta en la lucha por las medallas.

Y hablando de relevos, ojito también al posible cambio polaco, con Pawel Tarnowski (quinto) suplantando el buen hacer de Piotr Myszka (décimo). Camboni sexto, Byron Kokkalanis séptimo, Benedetti octavo y Kun Bi en la novena posición, completaron el top ten.

Destacar la ausencia de los cuatro primeros del Mundial 2017, año post-olímpico, en el top ten del presente 2018. Ni Bing Ye, ni Mateo sanz, ni Mengfan Gao ni Shahar Zubari lograron repetir la azaña del año anterior.

RS:X femenino

Que el windsurf olímpico neerlandés está de modo es un hecho, una realidad. Mientras las prestaciones españolas parecen ir de capa caída con la huída de Marina Alabau de las posiciones de privilegio y la no inclusión entre el top ten de Blanca Manchón -consiguió plaza olímpica con la duodécima plaza final- los neerlandeses parecen ir tomando posiciones en ambos géneros. En éste, el femenino, la que fuera cuarta en los pasados Juegos Olímpicos, Lilian de Geus, subía a lo más alto del pódium tras una serie envidiable (4-3-5-2-6-3-9-1-6-1-1-4) que le permitía dominar con absoluta claridad la competición. No tuvo rival.

Por detrás, y nuevamente gracias a la Medal, la actual campeona olímpica, la gala Charline Picon, doblegaba la resistencia ofrecida por la china Yunxiu Lu durante buena parte de las 12 regatas y se alzaba hasta el segundo cajón del pódium por delante de la tripulante asiática.

Por detrás, la británica Emma Wilson, la polaca Noceti-Klepacka y la china Peina Chen, plata en Río, conseguían hacer olvidar a figuras como Shaw, Elfutina, Freitas, Alabau y Petäjä-Siren que quedaban lejos, excesivamente lejos, de los puestos de privilegio.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.