Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Sábado, 23 de Febrero de 2019

Home » Esgrima

Brotes verdes para la esgrima española en el inicio de la temporada

Enviado por en 23 diciembre, 2016 – 13:54Sin comentarios

Carlos Llavador durante una competición del ranking nacional

El primer tercio de la temporada esgrimística toca a su fin con la llegada del parón navideño, y es el momento de hacer balance de lo que han deparado estos tres meses, marcados por una menor presencia española en competiciones internacionales y con un nivel ligeramente inferior al de la temporada pasada debido al descanso que han decidido tomarse alguno de los mejores tiradores del mundo tras su participación en los Juegos Olímpicos de Río.

Durante este periodo cada arma ha disputado dos Copas del Mundo y un Grand Prix, aunque ningún español ha participado en las tres competiciones. Esto no quita que se hayan conseguido varios resultados destacados, sobresaliendo los cuartos de final alcanzados por Carlos Llavador en la Copa del Mundo de Tokio. El floretista madrileño se quedó a un paso de las medallas, lo que supone la mejor actuación española en una competición de primer nivel mundial desde Fernando Casares en 2013, cuando logró el bronce en el GP de Budapest. En dicho torneo Llavador dejó constancia de su mejoría ganando a tiradores de la talla del coreano Lee, el japonés Matsuyama o el polaco Janda, y únicamente el italiano Paroli pudo apartarle de las medallas tras una ajustada victoria por 13-15 en cuartos de final. Este mismo marcador se dio en el T32 del Grand Prix de Turín, cuando el francés Erwan Le Pechoux (número 5 de la clasificación mundial) le dejó fuera tras una controvertida decisión arbitral. Aun así ha quedado demostrado que Carlos está cada vez más cerca de la élite mundial, por lo que no es descabellado soñar con una medalla el próximo año. Como curiosidad cabe resaltar que de mantenerse los criterios de clasificación para los Juegos Olímpicos, Llavador se encontraría actualmente en puesto de clasificación directa, ocupando la 47ª posición en el ranking.

En categoría femenina María Mariño ha vuelto a demostrar que es la mejor tiradora española en la actualidad, tanto en los torneos nacionales como en los internacionales, donde ha logrado un tablón de 64 en la Copa del Mundo de Saint Maur. En este torneo la gallega tuvo una oportunidad de oro para meterse en el T32 al verse 14-10 arriba ante la japonesa Tsuji, pero la asiática supo reaccionar a tiempo y acabó protagonizando una increíble remontada. En el Grand Prix de Turín se quedó en el tablón previo, misma ronda que la junior María Teresa Díaz, que también ha obtenido resultados prometedores en su categoría.

Junto a Llavador, las otras protagonistas de este arranque de temporada han sido las chicas del sable, que a pesar de la ausencia de Araceli Navarro, que se ha tomado un periodo de descanso tras su no clasificación para Río, han sabido sobreponerse y volver a obtener los resultados ilusionantes previos al inicio de la clasificación olímpica. Esto queda patente con el quinto puesto en la prueba por equipos de la Copa del Mundo de Orléans, donde dieron la sorpresa al imponerse a Corea (45-44), Japón (45-41) y Estados Unidos (45-39), aunque estas últimas con su equipo suplente. Además, en la prueba individual también obtuvieron resultados destacados, con un tablón de 16 para Sandra Marcos, T32 para Laia Vila y T64 para Lucía Martín-Portugués. Las tres volvieron a colarse en el tablón final del Grand Prix de Cancún, aunque en esta ocasión solamente Lucía pudo avanzar de ronda, cayendo finalmente en el T32 con la italiana Caterina Navarria por 13-15.

La nota negativa la han puesto el sable y la espada masculina. Los primeros solamente han participado en la Copa del Mundo de Györ, donde consiguieron un decepcionante 15º puesto en la prueba por equipos y un único representante en el tablón final, el junior Iñaki Bravo, que está llamado a ser pieza fundamental del equipo en años venideros. En esta competición ni los Escudero (Sergio y Jorge) ni Guillermo Mancheño pudieron pasar de los previos, aunque tras la retirada de Casares de la primera línea tienen que dar un paso adelante si quieren estar peleando por la clasificación olímpica. En el caso de la espada han estado presente en las dos Copas del Mundo, Berna y Buenos Aires. Sin embargo, en ambas han perdido en su primer duelo: 38-40 ante China y 41-45 contra Alemania. Resultados ajustados pero que condenan al equipo a la 18ª plaza en el ranking mundial, obligando a una remontada en lo que resta de año si se quiere estar luchado por cotas mayores en un futuro no muy lejano.

Tampoco ha habido suerte en la prueba individual, pues el líder del equipo y actual campeón de Europa sub23, Yulen Pereira, no ha podido acceder a ninguno de los dos tablones finales, cayendo en los últimos previos de manera muy ajustada. En Suiza fue el local Lucas Malcotti el que le dejó fuera por 12-14, mientras que en Argentina fue el israelí Grigori Beskin el que le apeó de la lucha por los puntos tras caer por 13-14. Ante este panorama, fueron los otros tres integrantes del equipo que ganó la Copa del Mundo junior hace dos temporadas (Álvaro Ibáñez, Manuel Bargués y Ángel Fabregat) los que lograron colarse entre los 64 mejores en la prueba argentina, pero en esa ronda se midieron a los principales tiradores del panorama internacional, que no dejaron espacio para la sorpresa y solventaron con facilidad sus duelos.

En la espada femenina las cosas fueron ligeramente mejor, con un más que decente tablón de 32 alcanzando por Dora Kiskapusi en la Copa del Mundo de Tallin. La tiradora de origen húngaro se impuso en la primera ronda del tablón final a Alejandra Cisneros en un duelo fratricida, y posteriormente plantó cara a la ucraniana Olena Kryvtska, con la que cedió 12-15. Ambas estuvieron presentes en el Grand Prix de Doha, donde Kiskapusi se quedó cerca de repetir su gesta tras alcanzar el último previo y caer por la mínima (10-11) con la germana Multerer.

Gerardo Lillo tras su oro en Meylan ©Club Esgrima Barajas

No obstante, las mejores noticias han llegado desde las categorías inferiores, en especial entre los cadetes. La generación del 2000-2001 es probablemente la más completa en cuanto a variedad, cantidad y calidad que ha tenido la esgrima española en los últimos tiempos. Liderada por el sablista Gerardo Lillo, número 1 del mundo tras sus victorias en las Copas de Europa de Meylan y Londres y su bronce en Godollo, tiene entre sus nombres más destacados a los también sablistas Gerard Molinero, Alonso Santamaría y María Ventura y a la floretista Ariadna Castro, todos ellos medallistas (individual o por equipos) en lo que llevamos de año.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.