Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Home » Portada, Tenis

Soñando entre las grandes

Enviado por en 7 julio, 2015 – 17:52Sin comentarios

Garbiñe Muguruza ha hecho historia y se ha metido en las semifinales de Wimbledon (imagen de la web de la RFET)

-Garbiñe Muguruza hace historia y se mete en las semifinales de Wimbledon

-Primera española que alcanza unas semifinales individuales de Grand Slam desde Arantxa en Roland Garros 2000

-Agnieszka Radwanska en semifinales, próxima rival para seguir soñando

No hay objetivos que se puedan alcanzar si antes no se han soñado. En el caso del tenis español, eran 15 los años que llevábamos soñando con ver a una española en unas semifinales de Grand Slam. Exactamente, desde el momento en el que Arantxa Sánchez Vicario caía en la penúltima ronda de Roland Garros allá por el año 2000. Solo ella, Conchita Martínez y Lili Álvarez habían pisado la penúltima ronda de un Grand Slam. Quién iba a decir que, tras una década de éxitos con la propia Arantxa y con Conchita al mando, la travesía hasta encontrar un relevo iba a ser tan larga.

Quizá suena exagerado decir que el tenis femenino español tiene relevo para Arantxa y Conchita, dos jugadoras que demostraron que los imposibles no existen. Pero, aunque todavía se esté lejos de ellas, lo cierto es que se han dado pasos importantísimos que no se conseguían desde entonces. Primero fue Carla Suárez quien logró meterse en el top10 del ranking mundial. Ahora, una de las nuestras ha conseguido meterse en unas semifinales de Grand Slam. Del Grand Slam por excelencia. Garbiñe Muguruza jugará las semifinales de Wimbledon.

Todo el potencial que se le veía en los pasados meses ha acabado estallando en el mejor momento. Porque, pase lo que pase a partir de ahora, el hecho de estar en unas semifinales de Wimbledon es un éxito increíble para nuestro tenis. Al gran juego exhibido en los últimos meses, Garbiñe ha sabido sumarle calma y control del juego para ofrecer como resultado una oportunidad histórica para seguir creciendo todavía más.

Garbiñe avisaba en octavos este miércoles endosándole un doble 6-4 a toda una ex-número 1 del mundo como Caroline Wozniacki, pero el partido de cuartos de final ha sido otro paso de gigante. Timea Bacsinszky ha sufrido en sus carnes las ganas de una joven jugadora de solo 21 años que tiene hambre y tenis para comerse el mundo.

El partido fue igualado, con cada una de las dos jugadoras dominando sus saques. Con 3-2 abajo, Garbiñe salvó las dos primeras opciones de quiebre de las que dispuso la suiza. Nuevamente, los saques volvieron a imponerse y la española demostró mucha cabeza para afrontar las distintas situaciones que le iba planteando el partido. Muguruza se aseguró el tie-break poniendo el 6-5 en el marcador y decidió dar un pasito más en busca de un break definitivo. Dicho y hecho. Una derecha de Bacsinszky se escapó y levantó los brazos de Garbiñe al cielo. El primer set era suyo.

Era importante empezar bien la segunda manga. Pero la española no lo hizo. Cedió su saque de entrada. Fantasmas de partidos anteriores, en los que Muguruza había cedido con contundencia algunas mangas, amenazaban con aparecer. Pero Garbiñe los frenó devolviendo inmediatamente el “break” a su rival. Nuevamente, los saques empezaron a apoderarse del partido. Y, con 4-3 arriba, llegó el golpe definitivo. Muguruza se apuntó un break que le ponía acariciando las semifinales. Había que ganar un saque más. Y lo hizo. Cerró el segundo set por 6-3 para celebrar la victoria más importante de su carrera. Por ahora.

Porque, pase lo que pase, el futuro del tenis femenino español parece muy prometedor. El siguiente paso para Muguruza serán unas semifinales contra Agnieszka Radwanska. Por la otra parte del cuadro, Sharapova espera a Serena Williams.

No hay objetivos que se puedan alcanzar si antes no se han soñado. Como sucedió con Lili, con Arantxa, con Conchita. Por ello, sin presión y con toda la ilusión del mundo, con Garbiñe, sigamos soñando.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.