Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Home » 2014-Entrevistas, Biathlón, Entrevistas

Victoria Padial, “un problema, una solución” camino a Sochi 2014

Enviado por en 17 enero, 2014 – 12:01Sin comentarios

Victoria Padial en Copa del Mundo © Victoria Padial

Victoria Padial (Granada, 1988) está ya “en capilla” para afronta los JJ.OO. de Invierno Sochi 2014. Tras dos temporadas en las que los resultados han evolucionado positivamente, lo que la ha permitido participar regularmente en Copa del Mundo, la granadina llega a la cita olímpica con un bagaje y objetivos muy diferentes a los que tuvo en Vancouver 2010. Con el crecimiento personal y deportivo siempre en el horizonte, Padial no se conforma como lo logrado y quiere convertirse en integrante del top mundial en un futuro cercano.

Quién iba a pensar hace unos años que Victoria Padial iba a tener una notoriedad como la actual en el mundo del deporte español. Ahora mismo eres un referente en los deportes de invierno. ¿Recompensa al trabajo constante y persistente? 

Sí, es una recompensa a una gran lucha diaria para poder sobrevivir en un deporte casi extinguido en España y que implica pasar más de 250 días al año fuera de casa en busca de medios e instalaciones para poder entrenar. Estamos moviéndonos mucho para seguir adelante agudizando el ingenio y creo que puede servir de inspiración y referencia para la situación que atraviesa la sociedad actual. ¡Querer es poder!

Todos los pasos dados han sido de esfuerzo personal -y familar- ante condicionantes negativos que lo hacían más difícil aún. ¿Pensaste en dejarlo todo en algún momento?

He tenido varios momentos críticos, en los que no veía solución posible por ningún lado y en el que las fuerzas de luchar siempre contra corriente te agotan, pero los años de entrega y las satisfacciones de ir escalando pasito a pasito cada temporada con un gran entrenador, una gran familia y más patrocinadores privados puede más que esos momentos de flaqueza. Mi entrenador siempre ha confiado en mi potencial y me ha inculcado el lema de “un problema, una solución” y seguimos buscando soluciones que estén a nuestro alcance para poder seguir demostrando nuestra progresión en biatlón.

Sochi 2014 es el objetivo que te marcaste tras estar en Vancouver 2010… y ese objetivo ya ha llegado. La base con la que llegas a Sochi 2014 es muy diferente a la de cuatro años atrás cuando debutaste en una cita olímpica. ¿Cuál crees que ha sido el elemento diferencial para lograr esta notable evolución? 

Hemos tenido que borrar muchas cosas y empezar prácticamente de cero tanto en el entrenamiento físico y técnico como en la mentalidad para abordar este exigente deporte. He tenido que aprender a ser autónoma en mis entrenamientos y no esperar ni depender de otros que ha sido el gran freno que tenía antes.

A menos de un mes y con la casi seguridad de conseguir la plaza olímpica al ser el primer país reserva, ¿cómo está la situación a dos días para el cierre del proceso clasificatorio? 

La plaza se conseguirá casi seguro, pero lo que es preocupante en esta fase preolímpica es que el COE  haya informado a las federaciones que no aceptarán reubicaciones.  He conseguido mi clasificación por criterio individual, pero es incomprensible que el COI haya dejado que incluyan en un deporte individual un criterio por nación, difícilmente conseguiremos plaza directa hasta que no haya más mujeres que practiquen la disciplina en nuestro país y para ello falta un profundo cambio.

¿Cuál es la preparación final para llegar al 100% al día D?

La preparación se hace junto a la temporada, carreras para seguir cogiendo ritmo y confianza tanto en el esquí como en el tiro. El trabajo “grueso” ya se ha hecho, ahora solo tenemos que perfilar algunos detalles y estaremos listos para llegar en nuestro mejor momento de la temporada a Sochi. Nos hemos preparado a conciencia y, tanto yo como mi entrenador, estamos seguros que ese trabajo saldrá a la luz.

La mejora durante las últimas temporadas se hace patente en el tiro, donde eres una de las mejores en las diferentes competiciones. ¿Cómo de importante es este factor y cómo lo has trabajado? 

Antes se podía compensar los fallos del tiro esquiando más rápido, pero el biatlón evoluciona rápidamente y el nivel de esquí cada vez está más igualado por lo que se juega cada podium con una buena tarjeta de tiro. ¡El tiro es ahora determinante! Llevo dos temporadas instalada en Francia durante el verano para poder entrenar en condiciones similares a las de competición (circuitos de biatlón asfaltados para entrenar con rollerski), hemos trabajado muchos mecanismos del tiro, la precisión, la técnica, etc., pero sobretodo los aspectos psicológicos como la atención-concentración y la confianza.

Por otra parte, en esquí sigues necesitando la evolución necesaria para estar de manera regular en top-40 de Copa del Mundo. ¿Ves margen de mejora? 

Tenemos mucho margen aún. En mi preparación física durante la pretemporada nos siguen faltando muchas horas de nieve (es por ello que vamos mejorando carrera tras carrera). Por ejemplo, conforme vamos mejorando nuestros resultados la marca de esquís Fischer nos concede esquís de mejor calidad, pues la selección de esquís se hace según el ranking. Las primeras tienen derecho a más material y a testearlo durante el verano y a nosotros nos dan lo que van descartando, así que seguimos luchando para ir mejorando estás condiciones y otras como estar solo con un técnico en pista que se ocupa de preparar esquís, regular el arma, darme agua… cuando otros países tienen hasta 30 técnicos para sus 4 biatletas.

La estructura y planificación que junto a tu técnico Alex Nappa has conseguido ha permitido limar esa falta de recursos, equipamiento y personal que comentas. Pero, ¿cómo sería el salto de poder incrementar esos recursos mencionados? 

Compaginamos  bastante bien todos los aspectos técnicos que requiere el biatlón pero necesitamos contar con el apoyo económico de la instituciones para poder prepararnos mucho mejor y seguir incrementando nuestro nivel y representar a España como se merece.

Respecto a  eso, el CSD se interesó por tus problemas tras la 2013-2014, pero la RFEDI siguió haciendo oídos sordos a un año para Sochi. ¿Cómo fueron y cómo están las conversaciones con ambas instituciones cara a Sochi? 

El CSD me afirmó que solo podrían apoyar a atletas con opción a medalla para los JJ.OO. y como bien decís vosotros “los JJ.OO. no son cada 4 años, son cada día”. Para lograr medallas se tendría que hacer efectivo ese apoyo mucho antes y no solo el año olímpico. De todos modos hemos conseguido tener una línea más directa con la RFEDI y que por lo menos las ayudas que reciben de la IBU por cada una de mis participaciónes en WC (1.000 euros) se me retornen. Ahora tenemos que seguir conversando para que se nos apoye con un proyecto sólido y factible para poder seguir progresando en el biatlón a nivel mundial y no tener que seguir vendiendo calendarios, comiendo bocadillos e incluso durmiendo en la furgoneta… ¡estas situaciones no se puede prolongar más! No pedimos más técnicos como otras naciones, solo pedimos poder tener unos medios dignos de un deportista que representa a su país y entrena cada día.

Sochi. Objetivos.

Mis objetivos son entrar en la prueba de persecución -entran las 60 primeras clasificadas de la prueba sprint- y entrar en la salida en masa a la que solo acceden las 30 mejores. En esta prueba la medalla se disputa hasta la última bala con una emoción máxima.

Para terminar con un apunte didáctico del biatlón, ¿qué aporta la práctica del biatlón y cuál es la facultad que más se desarrolla?

Exige un gran autocontrol al pasar de una fase de esquí  a la máxima velocidad posible (190 ppm) a una fase de concentración absoluta en el tiro. Todo ello sin dormirte porque lo segundos pasan y nadie espera. Es un deporte que te ayuda a conocerte mejor y buscar el control adecuado en cada situación.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.