Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Home » Fútbol

España inicia con fuerza su camino a Río’2016

Enviado por en 6 septiembre, 2013 – 11:34Sin comentarios

Morata se exhibió en Austria con cuatro goles (© EFE)

  •  España resolvió el duelo en el primer cuarto de hora.
  •  Morata hizo cuatro goles y suma ocho en sólo seis partidos con la sub’21.

Han pasado ya casi quince años, pero desde aquel lejano 27 de marzo de 1999, cuando la selección de José Antonio Camacho destrozó a Austria con un inolvidable 9-0 en Mestalla, los choques contra el combinado centroeuropeo no nos producen ningún temor, ni siquiera una mínima inquietud: no es ya cuestión de que España sea y se sepa superior en cualquier categoría, sino de que Austria asume con resignación una inferioridad contra la que otras selecciones, sin duda menos traumatizadas por los golpes del pasado, siempre intentan rebelarse. Pero Austria no. Pasan los años (quienes jugaron ayer eran apenas unos críos que sólo recordarán la trágica noche de Valencia por lo que les hayan contado sus mayores) y Austria sigue sintiéndose absolutamente incapaz de plantar cara a esos demonios vestidos de rojo que, a su vez, han encontrado en ella una víctima fácil con la que ensañarse; una víctima entregada de antemano contra la que, como ayer, ni siquiera necesitan aplicarse a tope para golear.
Contra Austria parece que los tantos van cayendo casi solos; si además en el equipo hay un delantero del Real Madrid, la exhibición está asegurada. Ayer en Graz Álvaro Morata se vistió de Raúl y, como éste hiciera en Valencia en 1999, batió nada menos que cuatro veces la meta austriaca, interviniendo decisivamente en los otros dos goles que completaron el plácido debut de la selección sub’21 en esta fase de clasificación para la Eurocopa 2015, campeonato en el que estarán en juego las plazas continentales para el torneo olímpico de fútbol de Río 2016. Con los veteranos del pasado Europeo de Israel (Carvajal, Muniesa, Alberto Moreno, Sarabia, Muniain y Morata) y algunos de los principales exponentes de la última sub’20 (Derik, Manquillo, Saúl, Suso, Jesé, Deulofeu y Óliver Torres), más otros jugadores de indudable calidad y amplia experiencia en categorías inferiores de la selección (como Sergi Roberto, Rubén Pardo o Jordi Amat), Julen Lopetegui vuelve a tener en sus manos un gran grupo de futbolistas con los que afrontar el reto olímpico. Ayer no tardaron ni quince minutos en poner de manifiesto su superioridad con tres goles que allanaron un camino que, como ha quedado dicho, tampoco se preveía demasiado complicado. En el minuto dos Carvajal apareció por sorpresa en el área para cazar un balón suelto tras un disparo de Morata y clavarlo con el exterior de su bota derecha en la red local; en el trece, Morata acertaba a meter la puntera tras una dejada de cabeza de Sergi Roberto en el segundo palo, y en el quince el ariete madridista se adelantaba a la zaga austriaca para peinar un gran pase de Carvajal sobre la desesperada salida del meta Riegler. Sin hacer nada del otro mundo, todos en España y en Austria teníamos ya claro que se avecinaba otra goleada.
El partido oficial, resuelto con ese 0-3, derivó entonces en amistoso de verano. Austria, siempre voluntariosa, eso sí, se estiró y provocó un par de saques de esquina que evidenciaron la fragilidad defensiva hispana a balón parado, seguramente el único aspecto negativo (junto con alguna que otra laguna de concentración en determinados jugadores) a destacar en el partido de ayer. En el segundo córner, muy cerrado, el portero Pacheco erró por dos veces en el despeje y Florian Kainz aprovechó el regalo para recortar distancias. Pero el gol austriaco no cambió nada. España siguió tocando sin demasiada fluidez ni peligro, mientras Austria corría detrás de la bola persiguiendo sus fantasmas. Pasada la media hora se lesionó el colegiado francés Rainville y los cuatro minutos que se perdieron en su sustitución y, por tanto, se añadieron luego como descuento, los aprovechó Morata para irse en velocidad de toda la defensa y batir por bajo a un Riegler que sin duda debía de estar pensando ya en el descanso. Esos segundos cuarenta y cinco minutos se jugaron porque así lo estipula el reglamento, pero estaba claro que nada iba a cambiar. El juego se embarulló un poco más, el árbitro sustituto perdonó la segunda amarilla a Muniesa y los austriacos perdonaron dos claras ocasiones de gol, hasta que a falta de menos de diez minutos Carvajal peinó una falta bien botada por Tobias Kainz y batió sin querer a Pacheco. Sólo entonces España volvió a desperezarse para dejar claras las diferencias entre ambos combinados. Pedro Obiang, que había entrado en esa segunda parte, inició una potente cabalgada por el centro y asistió magistralmente a Morata, que no tuvo problemas para marcar su cuarto gol. Ya en el descuento, el delantero madrileño volvió a quedarse en buena posición pero pecó de generoso cuando todos esperábamos verle completar su particular manita de goles; por suerte, el balón rebotado llegó a Carvajal y el pase de éste a Jesé Rodríguez, que rubricó su debut en la sub’21 con un buen remate a bote pronto que supuso el 2-6 definitivo. Partido resuelto, tradición renovada y a pensar en el duelo del próximo lunes en Logroño ante Albania. Río de Janeiro sigue en el horizonte español.
Austria: Riegler; Wimmer, Hinteregger, Spendlhofer, Farkas; Ziegl (Schöpf, min. 73), Holzhauser (Schaub, min. 46), Florian Kainz, Offenbacher (Tobias Kainz, min. 59); Stöger, Zulj.
España: Pacheco, Carvajal, Jordi Amat, Muniesa (Pedro Obiang, min. 56), Alberto Moreno; Saúl, Sergi Roberto, Suso (Óliver Torres, min. 81), Sarabia (Jesé Rodríguez, min. 65), Muniain; Morata.
Árbitro: Nicolas Rainville (Francia). Fue sustituido en el minuto 36 por Stephane Jochem. Amonestaron a Morata (min. 13), Florian Kainz (min. 15), Jordi Amat (min. 31), Stöger (min. 31), Muniesa (min. 44), Hinteregger (min. 80) y Wimmer (min. 85).
Goles: 0-1 Carvajal (min. 3); 0-2 Morata (min. 12); 0-3 Morata (min. 17); 1-3 Florian Kainz (min. 20); 1-4 Morata (min. 45+4); 2-4 Carvajal (p.p., min. 83); 2-5 Morata (min. 86); 2-6 Jesé Rodríguez (min. 90+1).
Estadio: Stadion Graz Liebenau, Graz (Austria).

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.