Atletismo Bádminton Baloncesto Balonmano Béisbol Boxeo Ciclismo BMX Ciclismo en pista Ciclismo en ruta Ciclismo Mountain Bike Escalada Esgrima Fútbol Gimnasia artística Gimnasia Trampolín Golf Halterofilia Hípica completo Hípica doma Hípica saltos Hockey hierba Judo Kárate Lucha olímpica Natación Natación sincronizada Pentatlón Piragüismo aguas tranquilas Piragüismo slalom Remo Seven Saltos de trampolín Skateboard Surf Taekwondo Tenis Tenis de mesa Tiro con arco Tiro Olímpico Triatlon Vela Voleibol Volei playa Waterpolo Deportes de Invierno Biatlón Bobsleigh Combinada Nórdica Curling Esquí alpino Esquí Artístico Esquí de fondo Hockey Hielo Luge Saltos de Esquí Patinaje de Velocidad Short Track Skeleton Snowboard

"No es cada 4 años, es cada día". Pasaporte Olímpico, medio acreditado en JJOO de Londres 2012 y Sochi 2014.

Lunes, 21 de Septiembre de 2020

Home » Béisbol, ZZZ La Pluma Sabia

Significante y significado de España en el Clásico Mundial de Béisbol

Enviado por en 13 marzo, 2013 – 13:03Un Comentario

España en el montículo de lanzamiento ©WBC

Eduardo de Paz  

Los aficionados al deporte de la pelota base en España, que son muchos a pesar de que apenas hagan ruido, han podido disfrutar durante estos días de la celebración del Clásico Mundial de Béisbol, una competición que aspira a convertirse en un futuro próximo en el mejor y más representativo Campeonato del Mundo de la especialidad. Para ello, es necesario que poco a poco se llegue a un acuerdo con las grandes ligas norteamericanas para que sus equipos dejen de poner trabas a la participación de sus jugadores con los diferentes combinados nacionales, pues esto es a día de hoy el mayor escollo con el que tiene que lidiar la organización de este evento si quiere que la edición del 2017 se celebre con el mismo éxito que está teniendo la actual.

Para España esta edición ha sido especial. Y es que por primera vez en la historia nuestro país conseguía colarse entre las 16 mejores selecciones del planeta para competir en un evento de estas características, tras derrotar en una agónica final en el torneo de clasificación a la favorita, Israel. Pero el béisbol no es ningún neófito en España sino que es un deporte con ya más de cien años de experiencia y nuestra Federación fue uno de los miembros fundadores de la Federación Europea. Tanta es la trayectoria del béisbol español que incluso cuenta con un Campeonato de Europa de selecciones, amén de otros títulos por equipos. Pero la clasificación para un gran evento como este Clásico Mundial ha sido un poco la guinda que ha coronado todos estos éxitos internacionales.

En la fase final España quedó encuadrada en el peor grupo posible, con la República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela, tres aspirantes a lo más alto en este clásico y que casi de antemano cerraban cualquier posibilidad de sorpresa en forma de clasificación para la segunda ronda, como así ocurrió al final. Sin embargo las sensaciones que a uno le quedan después de ver los partidos han sido muy buenas. Se ha visto a una España peleona, que no entregó ningún partido en ningún momento y que fue capaz, ante tres de las mejores selecciones del mundo, de acabar las nueve entradas reglamentarias evitando la mercy rule, una norma destinada a evitar derrotas escandalosas y por la que un equipo que tras la quinta entrada pierde ya por 15 carreras o que tras la séptima lo hace por 10 carreras, automáticamente pierde el partido sin que sea necesario seguir jugando el resto de entradas reglamentarias. Esta “piadosa” norma la ha tenido que sufrir en este Clásico Mundial un equipo como Países Bajos, que caía derrotado ante Japón por un contundente 16-4 tras la séptima entrada y que, sin embargo, ha conseguido colarse en las semifinales del Clásico. Esto dice mucho a favor del equipo español, que se ha batido el cobre de lo lindo para llegar incluso a poner en aprietos a los equipos a los que se enfrentó.

BUENAS SENSACIONES EN SUS TRES PARTIDOS

Quizás a España le faltó un mejor rendimiento desde el pitch. Muchas veces se concedían hits de forma casi continua, permitiendo por ejemplo que Venezuela anotara 6 carreras en la cuarta entrada que le hizo dar la vuelta a un partido que hasta ese momento, y de forma sorprendente, estaba dominando España por 3-0. En ataque, sin embargo, se rindió a un buen nivel, yendo de menos a más en cada partido. Se empezó de forma algo dubitativa ante Puerto Rico, al que le bastó aprovechar los nervios del debut de los jugadores españoles para anotar tres carreras en la primera entrada y llevarse así el partido, sin que España fuera capaz ni siquiera de alcanzar la tercera base en ninguna ocasión durante todo el encuentro. Se mejoró ante la potentísima República Dominicana, a la que se tuvo incluso contra las cuerdas en la última entrada, en la que un hipotético homerun en un momento en que las tres bases estaban ocupadas por jugadores españoles le hubiera concedido cuatro carreras a España con la que poder llevarse el partido. Lamentablemente ese homerun no llegó y la selección caía eliminada del torneo. Y quizás sin la presión de tener que pelear por una posible calificación, el equipo español jugó un gran encuentro ante otro gallo algo venido a menos en este Clásico, Venezuela, a la que le salvó esa cuarta entrada ya comentada pero que, a pesar del resultado final de 11-6, siempre tuvo encima el aliento de los españoles y el temor de que en cualquier momento se les podía ir el partido de las manos. España consiguió en ese partido, además, el primer homerun de su historia en el Clásico Mundial, otro hito más a añadir a su participación en este evento.

Así pues, el Campeonato ha cumplido con creces las expectativas puestas en él. Se ha competido ante los grandes, se ha mostrado un nivel más que aceptable y se ha demostrado que España no era ningún convidado de piedra, vendiendo caras todas sus derrotas. Es una lástima que el seguimiento de los medios de comunicación nacionales haya sido tan escaso, pero en un país dominado de forma tiránica por el fútbol me temo que eso ya casi no sorprende a nadie. Lo sufren a diario otros deportes con más implantación que el béisbol así que este no iba a ser una excepción. A pesar de ello ahora es el turno de la Federación Española de tratar de usar este evento para promocionar algo más el béisbol en España, sin duda un reto interesante pero no exento de dificultades que habrá que tratar de sortear.

NATURALIZADOS ¿Sí o No?

Aún nos queda un tema del que hablar, que sin duda es el que más debate puede generar entre los aficionados, y es el de la nacionalidad de los jugadores que representaron a España en este Clásico Mundial. Y es que si bien todos cumplían las poco estrictas normas de la competición sobre su  elegibilidad para jugar por nuestro país, lo cierto es que de la totalidad de la plantilla sólo uno de sus componentes había nacido en España, siendo el resto naturales de Venezuela, Cuba, Estados Unidos o la República Dominicana. De todos ellos, además, sólo dos juegan la liga de nuestro país, estando la mayoría participando en las ligas menores de los Estados Unidos o en otras ligas caribeñas.

La pregunta es, ¿es esto bueno o malo para el béisbol español? Si miramos los resultados desde luego no se le puede reprochar nada a la decisión de la Federación de contar con jugadores nacidos y criados beisbolísticamente hablando fuera de nuestras fronteras, ya que de haber formado la selección sólo con jugadores nacidos en España o con pasaporte en vigor probablemente no hubiéramos llegado tan lejos. El debate quizás surge si ponemos sobre la mesa otra cuestión, y es si este planteamiento beneficia o no a la promoción del deporte en España. Sí, no tengo ninguna duda de que tener un equipo nacional que llegue lo más lejos posible puede beneficiar el que haya cada vez más chavales que se interesen por el deporte y que aumente el número de nuevos jugadores de béisbol, pero por otra parte también se corre el riesgo de que esos mismos jugadores se desanimen pronto si ven que sus posibilidades de proyección se ven frenadas por el gran número de jugadores extranjeros que copan todos los puestos de la selección nacional, haciendo casi imposible que un jugador local con un mínimo de proyección pueda tener alguna oportunidad de exhibir su talento en el panorama internacional.

Lo sé, es como la pescadilla que se muerde la cola, no sabría decir si es mejor optar por mantener la selección con una mayoría de buenos jugadores formados en grandes ligas de otros países y que mantengan a España con esa proyección internacional de la que hasta ahora carecía o si bien es más interesante formar jugadores locales desde la base que desde el primer día tengan la ilusión de llegar a formar parte del equipo nacional, pero con el riesgo de que al no disponer de una selección que compita contra los mejores el interés que se genere por este deporte no sea tan alto como para atraer a esos nuevos jugadores. Quizás la solución pueda llegar por conseguir mezclar ambas políticas, pero ¿seremos capaces de hacerlo sin que disminuya el nivel de la selección?

El debate está servido. Sólo el tiempo nos dirá si la decisión que se tome ha sido o no la más acertada.

Un Comentario »

  • i.m dice:

    Hola.
    Soy gran aficionaod al mundo del deport en general y como tal también sigo el béisbol.
    Respecto a la última cuestión del texto sobre si seguir con los nacionalizados ó que jueguen los nacidos en España. Yo creo que se está haciendo una buena política poniendo a representar a España a los nacionalizados que, ovbiamente, tienen mucha mas experiencia, eso no quita que se hagn trabajos con la base como se hace con baloncesto, fútbol, balonmano ú otros deportes y se les enseñe el deporte a los niños, estos verán, mejor dicho, se verán reflejados en estos nacionalizados que son españoles como los nacidos aquí y verán los niños lo bien que lo hacen, digo, estos nacionalizados y eso les impulsará para parecerse a ellos y, quizá, el día d emañana la selección española esté compuesta por chicos nacidos en España.
    Respecto a el tema de aprovechar el tirón del WBC, ciertament elo veo difícil pues el fútbol es, como se dice arriba, algo de tiranía y nubla a todos los demás deportes, ahora bien, esto, es mi opinión, tienen la culpa el resto de deportes que no hacen un frente común y se hacen ver más de cara a los peridoistas. Sería bueno que las cadenas de TV deportivas transmitiesen otras cosas que no fueran fútbol, siempre fútbol. Creo que hay que aprovechar el momento para qeu el bíesbol se de a conocer y a promocionar desde la base, ahblando con medios de comunicación y este empezar a trabajar con la basse tendría que ser, no sólo con el béisbol masculino, sino también con el femenino que está empezando a efectos de competiciones internaiconales. También, dada su similitud, este empezar a promocionar el béisbol desde la base tendría que hacerse también con el sófbol, y aquí digo lo mismo, no sólo con el sófbol femenino, sino también con el masculino que en España casi es inexistente..
    Se tendría que buscar alguna fórmula para que los niños puedan probar los dos deportes y ver por las características de cada niño/niña a que se le deribaría despues, bien al béisbol, bien al sófbol.
    Espero que estas dos modalidades de bate crezcan en número d elicencias y en calidad en nuestro país. Quizá desde esta página web tan buena dedicada al deporte se le pueda echar una mano.

Deja un comentario!

Añade tu comentario abajo, o trackback desde tu propio sitio. también se puede suscribirse a estos comentarios a través de RSS.

Hay que ser agradable. Mantenga limpio. Manténgase sobre el tema. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un weblog Gravatar-habilitado. Para obtener su propio mundo-reconoce-avatar, por favor regístrese en Gravatar.